Por Alejandro Basulto
30 mayo, 2020

Como él la nombró, se trataba de una «casa del infierno» de la cual los sacó para después llevarlos a un lugar seguro. Ahora, podrán disfrutar de su libertad y ojalá encuentren un nuevo hogar.

A pesar de que los perros sean tal vez los animales más queridos por la humanidad, lamentablemente, aún en estos días, donde cada vez aparecen más movimientos y organizaciones en defensa de los derechos de los animales, siguen existiendo horribles casos de maltrato animal en los que ellos, son las principales víctimas.

Everydaystray/Youtube

Si ya es terrible cometer algún abuso contra cualquier ser vivo, hacerlo contra el que te quiere, contra el más leal entre todos, no puede ser más indignante. Debido a que uno de estos mamíferos, sería capaz de dar la vida por cualquiera de nosotros, y así algunos les pagan.

Everydaystray/Youtube

Lo que tiene bien claro, Robert Altermoser, una persona, que conociendo esta triste realidad, de humanos que maltratan a estos simpáticos amigos perrunos, ha decidido hacer de su vida, una acción constante en defensa de estos animales.

Everydaystray/Youtube

Por eso este búlgaro, se convirtió en un rescatador de perros, que a través de su cuenta en Instagram, @everydaystray, no solo da a conocer sus rescates, sino que también, concientiza sobre el debido trato que se les debe dar e invita a más a sumarse a su magna obra.

Everydaystray/Youtube

Y en el último video que subió en sus redes sociales, dio a conocer una realidad que estremecería a cualquiera.

Ya que en una casa en obras, que posiblemente debido al COVID-19 estaba abandonada, halló a decenas de perros y cachorros, que se encontraban en paupérrimas condiciones, estando muchos de ellos además encadenados. Siendo su reacción, ante tal escenario, la más natural y humana: ir en su rescate.

Fue de esa manera, que tras dar aviso a la policía y hablar con la dueña del inmueble, acudió junto a un grupo de compañeros al lugar, con herramientas para cortar las cadenas y así rescatar a todos esos caninos. Los que posteriormente fueron trasladados a un lugar seguro. Libres de lo que él llamó, y con justa razón, «la casa del infierno».

Puede interesarte