Por Daniela Morano
12 junio, 2019

«Marinatex» sería biodegradable, por lo que es perfecto para productos de corta vida útil.

No es noticia que el plástico es uno de los residuos más tóxicos que existen en el planeta. Por su versatilidad es difícil pensar en otro material que cumpla con las mismas características que él, un problema tanto para los humanos como para el planeta tierra. Su durabilidad lo hace único… hasta ahora.

Lucy Hughes, una joven de 23 años de la Universidad de Sussex, Inglaterra, ha creado un material similar al plástico utilizando desechos orgánicos que consiguió en la industria pesquera y algas rojas.

LADbible

El material -que ha llamado Marinatex- podría ser lo que finalmente reemplace para siempre al plástico que todos conocemos. Este bioplástico es más resistente que el de una bolsa y no libera toxinas, además de que es completamente biodegradable.

«No tiene sentido que sigamos utilizando plástico, un material de tanta durabilidad, para productos cuya vida útil dura menos de un día. Y no estoy sola en pensar eso, los pioneros del bioplástico son una comunidad muy grande y trabajan por nuestra independencia del plástico», le dijo Lucy a LADBible.

LADbible

«Con Marinatex estamos transformando la basura en el componente central de un nuevo producto. Al hacer esto, creamos un producto consistente, transparente y similar al plástico con algo más amigable con el ambiente».

Lucy tuvo la idea de crear Marinatex después de visitar una compañía pesquera, donde vio de cerca la cantidad de material orgánico que desecha la industria.

«El bioplástico de algas es muy común, pero el principal problema es que las hojas que había construido sin los desechos pesqueros parecía revertirse a una especie de alga arrugada sin forma. Necesitaba encontrar un material que hiciera de la formula más resistente. Quería que fuese algo desechable«, explicó. «Para mi primer experimento utilicé otro tipo de desechos como esqueletos de crustáceos».

LADbible

Aunque por ahora su proyecto no alcanza una gran escala, Lucy calculó que el material desechado por un solo bacalao del atlántico podría producir aproximadamente 1,400 bolsas de Marinatex.

 

Puede interesarte