Por Alejandro Basulto
17 agosto, 2021

Para Allison, una experta en animales de la fundación This Is Houston, la aparición de la husky Stella, le significó una luz de esperanza después de tan triste episodio. Sanó su sarna y esta can sanó su corazón.

La husky siberiana, Stella, llegó a la vida de la estadounidense Allison Collins, luego de que ser rescatada por la organización animalista a la que ella pertenece. Debido a Allison es una de las cuidadoras de This Is Houston, una fundación que rescata y rehabilita a animales encontrados en dramáticas condiciones.

@allison_collins / Instagram

Siendo hallada este perrita muy demacrada y agonizando, además de que estaba falta de pelaje a raíz de una sarna gravemente avanzada en su cuerpo. Fue Allison, la encargada de cuidarla y de buscar la manera de que recuperara su mejor forma posible.

@allison_collins / Instagram

Una joven de Texas, que venía de sufrir una gran pérdida. Ya que meses antes, su hermana, Becca, había fallecido producto de una fulminante depresión. Esta mujer experta en animales nunca habría sabido de lo importante que se convertiría esta perrita hallada entre las calles texanas de Houston, para superar el duelo por la muerte de su ser querido. Debido a que mientras Allison trataba las heridas y la desnutrición de Stella, esta can de dos años, le agradecía con tanto amor y cariño, que sin darse cuenta, la tristeza por el luto, se fue desvaneciendo.

@allison_collins / Instagram

“Después de perder a mi hermana pequeña hace casi 7 meses, supe que necesitaba tomarme un descanso este verano para concentrarme en mi salud mental y hacer cosas que me hagan feliz. Para mí, eso siempre significó salvar animales. No puedo pensar en una mejor manera de hacerlo que ayudando a Stella. Estoy muy emocionada de verla transformarse y compartir su viaje con todos. A Becca le hubiera encantado verla también”.

– dijo Allison Collins a través de un post en Instagram

@allison_collins / Instagram

Mientras que cuidar de Stella realmente fue un gran reto para esta veterinaria. Ya que estaba tan avanzado su sarna, que ni siquiera sabía en un principio a qué raza ella pertenecía. No tenía pelo y siempre andaba con la cabeza agachada. Sin embargo, que ellas se encontraran fue lo mejor que les pudo haber pasado. Porque a esta husky se le empezó a ver cada vez más alegre y saludable, mientras que cuando Allison quería llorar, esta can se acercaba y la abrazaba. Fue así como ambas se empezaron a recuperar, una físicamente y de sus enfermedades, y a su vez, su cuidadora sanaba su corazón.

@allison_collins / Instagram

Pasó el tiempo, y además de recuperar Stella la completa figura y apariencia de una sana perrita husky siberiana, también encontró una persona que le dio un espacio en su hogar. Siendo la adoptante nada menos que Allison Collins, quien se dio cuenta de lo importante que era esta can para ella. “No podría estar más feliz de tener a esta hermosa chica en mi vida”, expresó Allison, quien hoy vive junto a la perrita que salvó y que a ella misma la salvó.

Puede interesarte