Por Alejandro Basulto
5 agosto, 2021

“Sabía que no había vuelta atrás y simplemente me iba a golpear”, dijo Kiley Holman, quien estaba celebrando el cumpleaños de su mejor amiga cuando recibió la visita inesperada del ave.

Cuando la estadounidense Kiley Holman, de 13 años, decidió festejar los 14 años recién cumplidos de su mejor amiga, Georgia Reed, en el parque acuático Morey’s Piers & Beachfront Water Park de Wildwood, en Nueva Jersey, nunca se le pasó por la cabeza la posibilidad de que viviera un hecho tan bochornoso e incómodo como el que le tocó soportar arriba de uno de los más clásicos juegos del centro de entretenciones.

Y es que subiéndose al Sling Shot, una diversión mecánica que mezcla agua y altura, terminó teniendo un inusual encuentro con un pájaro que volaba por ahí en ese momento.

Robert Reed / Youtube

Y es que, gracias a un registro audiovisual que fue subido en las redes sociales tras el suceso, se pudo observar como una gaviota se encontró frente a su rostro justo cuando ella se encontraba disparada en el aire a 120 kilómetros por hora. En el video es posible ver el momento preciso del choque, cuando esta ave da con todo su ser contra la cara de Kiley. Quien al ser tomada de manera desprevenida y sin escape, no le quedó más opción que aceptar el destino.

Robert Reed / Youtube

Todo esto mientras la cumpleañera, Georgia Reed, estaba a su lado felizmente inconsciente sobre lo que le ocurría a su mejor amiga. Adolescente de 13 años que no le quedó más opción que utilizar sus manos para agarrar al animal desde su cara y cuello, para luego arrojarlo lo más lejos que pudo. 

“Sabía que no había vuelta atrás y simplemente me iba a golpear (…) No sabía qué hacer, así que esperé a que girara. Simplemente lo agarré y me lo quité rápido”.

– dijo Kiley Holman a Fox News

Afortunadamente, transcurrido el accidente, no hubieron mayores lesiones o pérdidas. Kiley alegremente contó que terminó sin heridas. Y además, la gaviota también parecía ilesa después del choque, aleteando para posteriormente alejarse del lugar del accidente dejando solo unas pocas plumas como evidencia detrás. Mientras que Kiley Holman aseguró que no piensa volver a subirse en el Sling Shot.

 

Puede interesarte