Por Luis Aranguren
14 septiembre, 2021

En las calles de Tupaã, São Paulo, se puede ver el trabajo de esta considerada mujer. Un mínimo de confort ante todo lo que viven en las calles.

Los animales que viven en las calles es un problema que difícilmente podamos solucionar, pero siempre podemos colaborar de algún modo. Dejarles agua o alimento, por ejemplo, es de gran ayuda para esos seres peluditos que nada tienen garantizado en el frío cemento.

En el caso de Lara Jacob, ella decidió hacer más por ellos y buscó una forma bastante efectiva de ofrecer espacios en las calles más cómodos.

Instagram / Lara Jacob

En las calles de Tupã, São Paulo, ella se ha dedicado a convertir viejos baldes caseros en un hogar para los animales desamparados. Esto aunado a su labor de dejar alimento y agua que recoge en donaciones, en estos espacios, para poder mejorar sus vidas.

“Siempre tuve mucho respeto por los animales y siempre traté de tratarlos bien y verlos con nuevos ojos. Por eso en este proyecto pensé que todo era muy sostenible y que era una iniciativa de colaboración con la población a favor de esta causa”.

–Lara Jacob dijo a Razoes para Acreditar

Ella estudia diseño de moda y sabe lo importante de usar técnicas que sean proambientales en todos los trabajos actuales.

Instagram / Lara Jacob

Además, en su hogar todos colaboran, inclusive su perrita Marley, quien dona sangre a los animales que son rescatados y en ocasiones tienen anemia. Ella está comprometida con los animales callejeros de su municipio, pues no existe una ONG que colabora con ellos.

Instagram / Lara Jacob

Son acciones aisladas de vecinos que colaboran con los animalitos, donan algo de agua y alimento sin problema pero suele no ser suficiente.

“Mucha gente me preguntó por qué ayudo tanto a los animales, pero es porque no tienen voz. No saben preguntar y veo que se han vuelto invisibles entre la población y la gente, cuando lo ve, se asombra incluso porque es un perro callejero, por ejemplo”.

–Lara Jacob dijo a Razoes para Acreditar

En estos últimos meses las bajas temperaturas la han preocupado, por lo que esta fue su manera de protegerlos de la brisa y el frío de la calle.

Comprende que no es una solución definitiva, pero está atacando el problema de la contaminación y el de los perros callejeros de forma simultánea. Lo importante para ella es ayudar y motivar a otros a hacer lo mismo, a buscar sus propias soluciones para hacer un mundo mejor.

Instagram / Lara Jacob

Lo bueno es que en Tupã, alguien está haciendo algo y esa es la joven Lara.

Puede interesarte