Por Camilo Morales
13 noviembre, 2020

La gatita Jagger desaparecía de su casa para buscar aventuras, por lo que su dueña, Aofie McAleer, quiso saber dónde estaba metida exactamente. “Me sorprendió mucho ver que visitaba muchas casas y al parecer también la alimentaron. Incluso, se quedó ahí un tiempo”, contó la joven.

Siempre ha sido un misterio dónde se van los gatos cuando desaparecen por horas. Bueno, la dueña de la gatita Jagger pudo descubrir el misterio y conocer cuáles eran las aventuras de su mascota, al ponerle un GPS en su collar. Ahí se dio cuenta que cuando salía a la calle no solo salía a explorar y jugar con otros gatos, sino que visitaba cinco casas más.

TikTok @eefskol

La usuaria irlandesa de TikTok, Aofie McAleer, compró un rastreador GPS por internet para conocer en qué estaba su gato. Resulta que este minino era más inteligente de lo que ella esperaba porque estaba recibiendo alimento y cariño de otras cinco personas.

TikTok @eefskol

En 24 horas, Jagger visitó cinco casas y luego volvió a la suya como si nada hubiera pasado. Aún así, las “fechorías” de este animal y sus invasiones a la propiedad privada se difundieron por redes sociales y quedaron expuestas. Ahí el experimento de McAleer se volvió viral y llegó hasta las 380 mil visitas y 44 mil likes.

En el mapa que le lanzó el rastreo GPS, la usuaria escribió “Ha estado en cinco casas”

TikTok @eefskol

Sobre eso, McAleer le dijo a Bored Panda que “sabía que visitaba algunas casas y que siempre volvía a casa después de sus aventuras todos los días, pero estaba interesada en ver exactamente dónde visitaba y me sorprendió mucho ver que visitaba muchas casas y al parecer también la alimentaron. Incluso, se quedó ahí un tiempo“.

La dueña de Jagger dijo que sabe que es un riesgo para los animales estar en las calles, debido a los animales salvajes, pero según ella afortunadamente aquí no tenemos esos riesgos. Además, dejó en claro que la gatita estaba operada “para evitar los gatitos”.

“No le gustaba estar adentro durante largos períodos de tiempo y se estresó mucho, así que la dejamos salir. (…) Me dijeron que le daban bocadillos todos los días y estoy bastante seguro de que ella hizo lo mismo con otras casas. Ella también estaría en casa a las 5 pm cada noche para otra comida”, dijo McAleer.

Pero su experimento no se quedó allí y su dueña quiso aplicarlo para su segundo gato, Cookie. Para sorpresa de McAleerLos datos de Cookie fueron mucho menos emocionantes, es una gata nerviosa y se quedó dentro del área de nuestra casa“.

Puede interesarte