Por Luis Lizama
27 junio, 2020

«Ya estaba perdiendo las esperanzas de volverte a ver, pero apareciste y me reconociste como niño viendo a su héroe, solo bastó con mencionar tu nombre y corras hacia mí como un hijo a un padre», escribió Roberto en su cuenta de Facebook.

Las mascotas son mucho más que sólo eso. En ocaciones se transforman en hermanos, compañeros, amigos e incluso hijos. Lamentablemente el ser tan inocentes muchas veces les juega una mala pasada, porque pueden perderse, ser lastimados o hasta robados. Cuando eso ocurre, la desesperación nos invade, pensando en cómo estarán lejos de casa.

Así ocurría con Roberto, un joven peruano que sufrió la pérdida de su perrito llamado Ares. Lo buscó por cielo, mar y tierra, pero no aparecía. Pasaron 6 largos meses en los que no descansó por buscarlo. Hizo de todo, hasta que un día el sacrificio surtió efecto. Se reencontraron y se abrazaron tan fuerte que nunca más se separaron. 

Facebook Roberto Sotelo

A través de la red social Facebook fue que hizo la búsqueda, divulgando su historia y pidiendo ayuda para encontrar a Ares.

Por ese mismo medio fue que agradeció a los usuarios, por todo el apoyo entregado y porque por fin se había reencontrado con su perrito pitbull. 

Su publicación se hizo viral y muchísimas personas interactuaron con ella, comentando y compartiendo las buenas nuevas. Ya estaba perdiendo las esperanzas, pero ocurrió el milagro. ¡Qué emoción!

Facebook

Con dos bellas imágenes el joven demostró su felicidad, un gran abrazo con Areas, que todavía estaba con cara de emoción, con su rostro impregnado de nostalgia. Pasó cosas que nadie se imagina, sólo él guardará en su memoria.

Todos le recomendaban cuidarlo mucho, que se notaba un bebé muy tierno y que debió pasarlo mal.

Pero ahora ya no más, así como aquel abrazo de las fotografías, ellos nunca más se separarán. 

Facebook Roberto Sotelo

Las palabras de Roberto reflejan lo que muchos sentimos cuando se nos pierde un hermano perruno. Esa tristeza que se transforma en emoción al reencontrarse. Es un momento mágico y hermoso.

Ningún perrito deberá perderse jamás, no deberían conocer la tristeza. Por eso debemos cuidarlos y mimarlos, aprovecharlos y darles todo nuestro amor. 

Puede interesarte