Por Camila Cáceres
17 abril, 2017

¡Y totalmente por accidente!

La comunidad científica de Argentina tiene muchas razones para celebrar, en particular su rama paleontológica, gracias a un simple campesino que caminaba a 160 kilómetros de Neuquén, una pequeña ciudad mundialmente famosa por los restos de historia que esconde bajo su tierra. Según el diario Telam, el hombre habría dado accidentalmente con un verdadero tesoro:

Huevos de más de 70 millones de años con embriones fosilizados en su interior.

Fueron encontrados específicamente en un sector llamado Auca Mahuevo, que hace miles de años era un espeso pantano. El sedimento que se formó y endureció con el tiempo mantuvo a los huevos con sus invaluables cargas protegidas durante todo este tiempo.

Los fetos tendrían piel embrionaria e incluso rastros de dentadura, y el estudio de estos encuentros lo estaría dirigiendo el Patrimonio Cultural de Neuquén.

¿No te parece realmente emocionante? ¡Dientes de dinosaurio!

Ahora existen planes de convertir el lugar en un destino turístico. ¡Soñado para los fanáticos de la historia!

¿Te gustaría ir?

Te puede interesar