Por Luis Aranguren
10 junio, 2019

Aunque las multinacionales no estén de acuerdo por su pérdida millonaria, el país suramericano podrá salvar sus ecosistemas al detener esta destructiva actividad.😥

Después de 8 años y una ferviente lucha por parte de los ecologistas, al fin la Corte Suprema de Argentina hizo constitucional la Ley de los Glaciares. Esta ley estaba suspendida desde el año 2011 debido a las acciones legales de las empresas mineras debido a que prohíbe la explotación en ambientes glaciares.

Este proyecto de ley tenía grandes enemigos como la minera Barrick Gold quien aseguró que hasta que no sean redefinidos los límites geográficos se encuentran fuera del negocio y que actualmente aún apela por la «legalidad» del documento aprobado por la Corte. El problema radica que cuando se inició y detuvo el proyecto, la empresa no paró sus actividades y continuó destruyendo grandes espacios del área glacial.

Unplash

Los ambientalistas celebran la aprobación de esta ley, puesto que implica un descanso para las maltratadas montañas que han sufrido a manos de invasivas excavaciones que lucran a unos pocos. Por otra parte ha puesto en una disyuntiva al gobierno de Argentina, quienes ahora intentan garantizar la inversión en el sector minero sin contrariar la nueva ley.

Pero esta ley no solo protege los ecosistema que aquí habitan, además preserva los glaciares como «reserva estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano», según lo establece en uno de sus artículos. Es así como dejar de violentar estos espacios con grandes excavadores permitirá que se pueda utilizar como un atractivo turístico y una fuente de información científica.

Hablemos de Argentina

Según el Instituto Argentino de Glaciología (Ianigla) dentro del país hay casi 17 mil cuerpos de hielo que ocupan más de 8 mil 484 kilómetros cuadrados que podrían presentar un crecimiento si se detiene la explotación minera en zonas aledañas.

Hablemos de Argentina

Esta propuesta es apenas el comienzo de largos proyectos que se dan alrededor del mundo para proteger los espacios naturales. Glaciares, selvas, llanuras y mares deben ser protegidos de la destrucción que ocasionan egoístas humanos para llenar sus bolsillos.

Puede interesarte