Las fotos que puedes ver aquí terminó borrándolas de su cuenta.

Cuando nosotros borramos fotos de redes sociales, es porque nos arrepentimos y en verdad salimos feos. Cuando Katy Perry elimina fotos de su Instagram, es porque acarició las crías de leones y jaguares incorrectos durante su viaje a México. 

Instagram Katy Perry

La cantante visitó la fundación “Black Jaguar White Tiger” (BJWT) y publicó varias imágenes de ella junto a estos cachorros, acariciándolos y abrazándolos.

El único rastro que queda de la visita el siguiente video. 

Esta acción cariñosa con los animales no causó mucha gracias a los animalistas. No porque fuera peligroso o algo así, sino que mientras la fundación declara ser un santuario que rescata felinos de circos y tráfico, otros dicen que en la realidad dista de eso. 

Lo que en realidad sería la BJWT es un santuario que explota a los animales por selfies y fotos con celebridades. Lo mismo que hizo Katy Perry.

Instagram Katy Perry

Cassandra Koenen de World Animal Protection dice a The Dodo que esta “falsa vida salvaje de la Black Jaguar White Tiger prepara esta sórdida industria del entretenimiento”. 

“No te dejes engañar por estos pseudo santuarios”.

Instagram Katy Perry

Es posible que la cantante no haya sabido nada de esto, pero según la publicación de la denuncia, si una cría está disponible para una selfie, es probable que haya abuso de por medio, siendo alejados de sus madres para que estén disponibles.

Y cuando ya están muy grandes para posar tiernamente, pueden ser puestos en jaulas pequeñas y usados para criar nuevos bebés. O incluso ser sacrificados. 

Instagram Katy Perry

Los santuarios genuinos, por otro lado, no permiten el contacto entre visitantes y animales exóticos.

Incluso Instagram reconoce esto. Cuando alguien publica una selfie con un animal y el usuario usa hashtags como #tigerlife o #blackjaguarwhitetiger envía una notificación de alerta. 

Instagram Katy Perry

“El abuso de los animales y la venta de animales en peligro o sus partes no están permitidos en Instagram”, dice el mensaje.

“Nuestro amor por las selfies ha cambiado la vida de los animales salvajes para siempre: la tendencia explosiva en las redes sociales está causando el sufrimiento y la explotación de algunos de los animales más icónicos del mundo“, dice Koenen.

“Así que es desgarrador ver a otra celebridad posando con un animal salvaje y alimentando aún más este sufrimiento”.

Puede interesarte