Por Luis Aranguren
7 octubre, 2019

Al comienzo el perro estaba un poco confundido, pero al ver que no era agresivo lo paseó y cuidó como si de un hijo se tratase.

Todos los seres vivos buscamos amor, cuando de sentimientos se trata no distinguimos de especies porque. Estos casos ocurren a diario y solo debemos fijarnos y aprender, porque al final si hacemos algo bueno por los demás significa mucho.

Durante un paseo por el sur de Australia, un pequeño Koala perdido pensó que un perro que paseaba por el lugar era su mamá y decidió subirse a su espalda.

7 News

Las imágenes tomadas por 7 News mostraron cómo el pequeño marsupial se  mantuvo en la espalda del perro llamado Tony mientras caminaba por el parque. Al principio Tony estaba renuente así que rodó por el suelo para que el koala se soltara, pero sus esfuerzos fueron en vano.

El perro decidió dar un paseo pero claramente no era fácil para el cargar el peso del pequeño koala, por lo que insistía en hacer que se bajará.

7 News

Con fuerza e inteligencia, el koala intentaba no caerse pero sabía que al final debía hacerlo pues su lugar eran los árboles y no el suelo. Además con el tiempo seguro le daría hambre y solo podía seguir su dieta de hojas subiéndose a ellos.

7 News

Era un gusto para el koala disfrutar del largo pelaje de Tony,  pero al final se bajó y sin pedir ayuda se fue hacia los matorrales que habían a un lado de camino.

7 News

Según Henry el cuidador de Tony, esa clase de casualidades ocurren a diario, en Australia existen una gran variedad de animales y que este marsupial haya sido tan cariñoso fue una experiencia agradable. Por otra parte Tony no se quejó y aunque no estuvo cómodo recibió un gran abrazo de koala.

7 News

La naturaleza es maravillosa y nos enseña cada día que todos podemos llevarnos tan bien como se llevan los animales entre sí.

Puede interesarte