Por Kat Gallardo
14 agosto, 2017

No puedo creer lo hermosa que luce ahora. Le salvaron la vida.

La pequeña Doris tenía sólo 4 días cuando fue encontrada en un contenedor de basura. Ese día fue rescatada por la RSPCA, quienes la llamaron Doris debido a la tormenta que había pasado por la ciudad el día anterior. Era tan pequeña que ni siquiera podían advertir cuál era su raza.

Durante este tiempo, Doris necesitaba mucho a su madre y, a falta de ella, debían alimentarla con biberón durante todo el día y proporcionarle cuidados especiales. Era la única forma que tenía de sobrevivir.

En la RSPCA no podían creer que alguien tuviera el corazón para abandonar a un cachorrito tan pequeño y vulnerable. Por eso, todos estuvieron muy preocupados de cuidarla.

RSPCA

A pesar de toda la adversidad, Doris comenzó a afirmarse y pasó de ser un diminuto cachorro a un cachorro que ya no necesitaría cuidados especiales, sino que los normales para cualquier perro de su edad.

Cuando estuvo lista para ser adoptada, no pasó mucho tiempo para que apareciera la familia perfecta para ella. Desde el momento en que la vieron, supieron que esta enérgica y amable perrita debía irse con ellos, por lo que rápidamente pasó a formar parte de una nueva familia. “Realmente fue el amor a primera vista cuando vimos a Doris”, dijo Jack Campfield, su nuevo padre adoptivo. “Sabíamos que había nacido para estar con nosotros en cuanto la vimos en el centro”.

Ahora Doris está amando cada minuto de su nueva vida junto a su nueva familia. Su papá es cartero y a Doris le encanta subirse a su camioneta, desde la cual saluda a cada nueva persona que conoce.

A pesar de su duro comienzo en la vida, Doris es la perrita más feliz que podrían conocer, y su familia se siente muy afortunada de que lograra sobrevivir y unirse a ellos.

Obviamente Doris tiene una cuenta en Instagram, donde pueden seguir conociendo más sobre su vida y sus progresos.

Síguela en @doris.gsd

Puede interesarte