Por Camila Londoño
1 junio, 2016

Ha captado la atención de muchos por la razón equivocada.

Recientemente, Gus, un gorila de cinco meses de edad que vive en el zoológico Fort Worth Zoo en Texas, apareció en una imagen que ha conmovido muchos. En ésta, aparece una pequeña niña llamada Braylee, quien pone sus manos contra el vidrio donde está el gorila. La fotografía es especial pues sus manos se unen a través del vidrio y parece que estuvieran compartiendo un momento único. Esto, por obvias razones ha movido muchos corazones.

Peeeero….

13263818_10154139303597095_8644097714886987319_n-1
Fort Worth Zoo

Aunque es adorable, en realidad no debería serlo. ¿Por qué?

Porque el pequeño Gus nació en cautiverio y esto significa que nunca pudo ni podrá conocer el mundo salvaje; justo donde debería estar con el resto de gorilas que habitan esta Tierra. Además la expresión en su rostro es triste. Es como si dijera a través de sus ojos: «por favor ayúdame a salir de aquí». 

gori
Fort Worth Zoo

Además, ¿no es lamentable que esta niña sea el único pequeño ser con el que Gus puede interactuar?

otra niña
Fort Worth Zoo

Algunos gorilas como Gus han intentado escapar cuando son mayores y usualmente no se comportan bien con los trabajadores de zoológicos que intentan (como esta pequeña) interactuar con ellos. Esto sólo indica algo: NO son felices y no podrán serlo nunca si están encerrados. 

Puede interesarte