Por Daniela Morano
7 mayo, 2018

“No puede dejar de comerse mi cabello”, exclama ella.

Los animales son capaces de demostrar afecto de maneras mucho más genuinas que los humanos, aunque en muchas ocasiones puede sentirse un tanto brusco su afecto. En Tailandia, este bebé elefante parece haberse enamorado de esta turista, a quien empuja e intenta obligar acariciarlo acercándose más de lo que podría esperarse en un animal de ese tamaño.

El adorable video fue grabado en el santuario de la tribu Karen donde la mujer está siendo empujada contra una roca mientras que el elefante felizmente se acerca cada vez más a ella.

En el video, se puede oír como la mujer se ríe una vez que se da cuenta que el animal no quiere atacarla o hacerle daño, sino que su afecto.

“No puede dejar de comerse mi cabello”, dice en un momento mientras intenta pararse pero el pequeño está decidido en no dejar que eso ocurra.

Finalmente, ella se deja querer por él y el pequeño se queda a su lado esperando recibir cariño mientras que su madre, atrás, sigue su vida con indiferencia.

Puedes ver el tierno video a continuación:

Puede interesarte