Por Diego Aspillaga
27 diciembre, 2019

Simón es una vaquita amistosa, curiosa y un poco bruta. Leonardo es un reptil paciente, dócil y muy tranquilo. Nadie esperaba que surgiera una amistad tan tierna, real y potente como la suya.

En la amistad, así como en el amor, no hay reglas y este par de animales lo comprueba.

Leonardo es una tortuga africana gigante que llegó al refugio de animales Wildlife Life Foundation en el 2013 luego de que cerraran el zoológico donde vivía.

Wildlife Friends

De naturaleza tranquila y tímida, el reptil pasó sus días relajado en un gran terreno lleno de vegetación para capear el calor y alimentarse las veces que quisiera. Él no molestaba a nadie y nadie lo molestaba a él.

Simón, por su parte, es un ternero de vaca que se vio obligado a entrar al refugio de animales en el 2016 luego de que un grave accidente lo dejara sin una de sus patas. El pequeño animal era muy curioso y estaba lleno de energía.

Wildlife Friends

Debido a complicaciones de espacio, estos dos opuestos se vieron obligados a compartir el mismo sector del refugio de animales.

Wildlife Friends

Y si bien los voluntarios esperaban que no hubieran problemas, nunca sospecharon que serían testigos del nacimiento de una amistad tan bella como era improbable.

Wildlife Friends

Apenas se conocieron, la pequeña vaca y la tortuga gigante se volvieron inseparables. Y no es que estén juntos todo el día, sino que se acurrucan, duermen y juegan como los mejores amigos que son. Simón es un poco brusco y usa su cabeza para empujar a su amigo. Leonardo, lejos de retraerse en su caparazón o irse del lugar, se queda y le da en el gusto a su compañero. Tras la sesión de juegos, ambos disfrutan del sol por unos minutos antes de salir a caminar.

Wildlife Friends

Mientras que Simón es curioso, energético y muy cariñoso, Leonardo es tranquilo, dócil y paciente. Nadie esperaba que tuvieran problemas cuando los juntaron, pero tampoco vieron venir una amistad tan pura, amorosa y real como la que estos animales gozan todos los días.

Wildlife Friends

Ahora, Simón y Leonardo pasan todo el día juntos. Pasean, se hacen compañía, juegan y duermen mientras sus cuidadores los ven con cariño y los usan como un ejemplo de amistad y compañerismo que traspasa especies. 

Wildlife Friends

Ya quisiéramos tener una amistad tan pura como la de estos dos.

 

 

 

 

 

Puede interesarte