Por Constanza Suárez
2 junio, 2020

Apenas un voluntario de un refugio en Turquía la llevó al veterinario, la perrita Karma comenzó a mejorar. Con los días mostró que era juguetona y amigable.

Después que la abandonaran, la perrita llamada Karma quedó en pésimas condiciones en un refugio en Izmir, Turquía. Según relató Paws Rescue, estaba prácticamente lista para morir. 

Cuando un voluntario del refugio la vio y supo que debía ayudarla. Sufría de diarrea sangrienta y no había recibido atención médica. Su situación era realmente crítica. Era cuestión de días para que falleciera si no hacían algo por ella. 

YouTube/Paws Rescue

“Era casi como si se hubiera dado por vencida, y solo estaba esperando que llegara su hora”, aseguró el voluntario de la Asociación de Proyectos para Animales Hipder

El joven llevó rápidamente a la perrita a la consulta veterinaria Alfa Veteriner, donde la examinaron exhaustivamente. Tras recibir atención médica, la transformación de Karma fue instantánea: su personalidad cambió e inmediatamente se llenó de esperanza y alegría.

YouTube/Paws Rescue

Al socializar con Karma, se dieron cuenta que se trataba de una perrita amigable y juguetona. La enfermedad la había apagado por completo.

YouTube/Paws Rescue

Gracias a los veterinarios, la perrita se salvó de la cruel muerte. Ahora corre y juega feliz, disfrutando de este regalo de un nuevo comienzo. Todo ello a pesar de que las pruebas y los tratamientos que necesitó eran muy costosos y una vida de abusos y violencia. Es toda una sobreviviente. 

“Ahora es feliz, saludable y hasta malcriada”, expresó Hipder sobre la actual de Karma en su nuevo hogar, llena de amor y felicidad. 

YouTube/Paws Rescue

Si deseas que más perros como Karma se salven, puedes aportar, ayudar o difundir la tarea de Hipder. ¡Síguelos en su cuenta de Instagram!

YouTube/Paws Rescue

¡Grande Karma!

Puede interesarte