Por Camilo Fernández
8 octubre, 2018

Se merecen todos los juguetes y comida rica del mundo.

Si los perros son el mejor amigo del hombre, en este caso también son sus salvadores. Aquí fue cuando Michelle Moore confirmó que sus dos mascotas, Jake y Dutchess, eran más especiales de lo que ella imaginaba y les estará eternamente agradecida por haberla ayudado en plena catástrofe.

Ella y su novio fueron despertados a las 1.30 am bruscamente por los ladridos de Jake, un Shih Stzu rescatado de 11 años. Algo que normalmente él jamás haría.

Michelle Moore

“Estaba ladrando y ladrando y ladrando, y estirándose y agarrando la barba de mi novio y tirándola”, dijo Moore a The Dodo. “Nunca había hecho algo así”.

Esto llevo a que el otro perro, de 1 año de edad, también empezara a ladrar. Al poco tiempo escucharon un sonido espeluznante del otro lado de la casa, ubicada en Virginia, Estados Unidos.

Michelle Moore

“Escuchamos que las tablas se rompían, como si alguien intentara entrar por la puerta con un hacha o algo así”, dijo Moore.

Mientras su novio fue a investigar que estaba sucediendo, ella se dio cuenta el aire acondicionado se había apagado y que toda la electricidad se había ido. Luego, que el agua corría como una cascada.

Michelle Moore

Su novio comenzó a gritar: “Tenemos que salir, tenemos que salir, la casa se está cayendo”.

Mientras trataba de escapar, sin saber realmente lo que estaba sucediendo y sin sus gafas puestas, tropezó con la muralla caída del pasillo. “No pude ver eso”, dijo Moore. “Aparentemente, pisé un gran agujero cuando corrí hacia allí. De lo contrario, habría caído al sótano, que estaba lleno de agua y entrando y estrellando todas las vigas y todo en la casa“.

Michelle Moore

Su hogar se había venido abajo debido a una inundación provocada por uno de los ríos locales por el huracán Florence. Estaban todos a salvo, menos uno de los perros. 

“Le grité a mi novio: ‘No puedo encontrar a Jake'”, cuenta Moore. “Se las arregló para volver a la habitación, y se había ido debajo de la cama, estaba escondido y asustado. Olvídate de las súplicas para intentar que salga de debajo de la cama, tuvo que solo jalarlo”.

Michelle Moore

El agua subió cerca de 9 metros, teniendo que ser rescatados por Bomberos. Perdieron casi todas sus pertenencias. Afortunadamente, han recibido ayuda, como el arriendo gratis de dos meses.

Tras contar la historia, Moore está segura de que “Jake y Dutchess son nuestros héroes”.

Puede interesarte