La maldad humana llegó a límites que creía insuperables.  

Mientras que la población adulta de rinocerontes en África continúa disminuyendo en cantidad debido a la caza ilegal, los comerciantes han comenzado a poner su objetivo en nada menos que los rinocerontes bebés. Todo, para poder quitarles sus pequeños cuernos en desarrollo.

En el mercado negro, el cuerno de rinoceronte se vende como “medicina” tradicional, a valores tan impresionantes como 100.000 dólares por kilo, es decir, vale más del doble que su peso en oro. Bryan Clemence, guardabosques, junto con especialistas anti-caza y de rastreo, dicen que hoy en día incluso los rinocerontes más pequeños son suficientemente lucrativos como para cazarlos.

ies_este_el_fin_del_rinoceronte_blanco_3952_630x

Así, en el 2014, Clemence fue testigo de la devastación que dejó la caza ilegal en una reserva de vida salvaje en Zimbabwe, donde una madre de la especie de rinoceronte negro, llamada Diana, perdió a sus dos pequeños, uno de 3 años y el otro de sólo 9 meses. “Los cazadores dispararon a su cría” relató a la South African Press Association. “Diana escapó con el otro bebé, pero los encontraron, les dispararon a ambos y mataron al pequeño. Su cuerno pesaba aproximadamente 40 gramos, era casi nada”. Tristemente, y a pesar de haber sido tratada por las heridas de bala, Diana murió 7 meses después al no poder sanar de la infección que estos disparos le causaron.

980x

Hoy en día hay sólo 750 rinocerontes negros en Zimbabwe, y aunque la caza ilegal allí ha disminuido levemente en los últimos años (gracias a esfuerzos de conservación) el número de especímenes ha bajado radicalmente en comparación con los niveles históricos. En el resto del mundo, sin embargo, los índices de caza ilegal continúan subiendo.

Un terrible ejemplo es Sudáfrica, hogar de la población más grande de rinocerontes africanos. Aquí, 1.215 de estos imponentes animales fueron asesinados en 2014. Lo que demuestra un preocupante aumento del 21% por sobre los registros del año anterior.

rhinoceros1

Visto en The Dodo

Puede interesarte