Por Daniela Morano
3 agosto, 2020

“Por favor llévame a casa”, decía el papel bajo el tapete de la entrada.

Cuando Justin Hanley de Filadelfia, Pennsylvania, salió una mañana como cualquier otra de su casa, no pensó que sería el día en que tuviese que rescatar a un perrito en problemas. Atada a un palo y con trozos de pizza a su alrededor, una perrita se veía muy triste y sola en la entrada de una casa. Aún más triste era la nota que alguien había dejado debajo del tapete.

“Por favor llévame a casa. Soy una niña llamada Diamond. No podemos tenerla más en casa. Gracias”, decía.

East Falls Rants
East Falls Rants

Por mucho que Justin quería adoptar y encargarse de Diamond, no podía, así que contactó al grupo de rescate East Falls Rants a través de su página de Facebook. Estaba mas que dispuesto a buscar a alguien que quisiera adoptarla, pero mientras tanto la llevó al refugio Don’t Bully Us en Nueva Jersey, donde la llamaron Serenity y la cuidaron mientras Justin buscaba una familia.

East Falls Rants

Unos días después desde el refugio le informaron que un hombre retirado de las fuerzas armadas, Chris King, sería la persona perfecta para cuidar temporalmente con Serenity.

Chris King

Chris King

Chris y su novia han cuidado de varios animales antes. De hecho, actualmente tienen nueve perros y siete cabras, por lo que Serenity estaría muy bien acompañada de ahora en adelante.

Intentaron darla en adopción a una familia pero no se acostumbró, extrañaba demasiado a Chris, por lo que decidieron quedarse con ella que es, finalmente, donde más cómoda se sentía.

Puede interesarte