Por Antonio Rosselot
31 diciembre, 2020

“El animal tenía un fuerte olor a quemado y estaba sangrando por la boca, además de sufrir una lesión en su pata (…) Es milagroso que siga viva”, dijo una de las personas que rescató a esta chow chow, cerca de una estación de trenes de Liverpool (Inglaterra).

Hablemos de escapes milagrosos y segundas oportunidades en la vida. Nos iremos a la mítica Liverpool (Inglaterra), donde una perrita chow chow logró salvarse de un espantoso accidente justo antes del fin de año.

La pequeña fue encontrada en las vías ferroviarias cerca de la estación Liverpool Central, en la mañana del pasado domingo 27 de diciembre. Un chofer de trenes la encontró y la rescató al darse cuenta de que tenía algunas quemaduras en su denso pelaje; todo indica que se había electrocutado con las vías.

RSPCA

“El animal tenía un fuerte olor a quemado y estaba sangrando por la boca, además de sufrir una lesión en su pata por la cual no podía apoyarse. Es milagroso que siga viva”.

—Vicki McDonald, inspectora de la organización animalista RSPCA—

Además, McDonald detalló que, por su raza, el pelaje de la perrita es tan denso y grueso que al momento del rescate no sabían si tenía más lesiones a nivel de piel. Sin embargo, se notaba que las quemaduras evidentes habían sido muy fuertes, y que la pobre perrita había pasado un enorme susto.

Ahora, la misión es reunirla con su familia, ya que al momento de ser encontrada llevaba un arnés puesto. No encontraron un microchip en su cuerpo, pero según McDonald, el shock eléctrico podría haber afectado el funcionamiento de un presunto chip.

RSPCA

La perrita está actualmente en una veterinaria recibiendo mucho amor y cariño, además de los cuidados médicos de rigor para sanarla. Como mencionamos antes, para RSPCA la prioridad es reunir al animal con sus dueños, que deben estar “como locos” de preocupados buscándola.

Puede interesarte