Por Lucas Rodríguez
10 febrero, 2020

“Ella es parte de la familia”, dijo Jason Garret. Con tal de ver a su querida Lola de buen ánimo, daría lo que fuera.

Una de las realidades más tristes que debemos aceptar, es que por mucho que los podamos querer tanto (o a veces incluso más que a nuestros amigos o parientes) como a las personas, la vida de los perros es muchísimo más corta. Si nacemos junto con uno de ellos y nos criamos a su lado, para el momento que nosotros estemos recién comenzando la secundaria, nuestro peludo compañero estará ya en su vejez. Si uno es un fanático de las mascotas, es muy probable que vaya a ver varios perros o gatos vivir una vida completa, mucho antes de que la nuestra se acerque a su conclusión. 

Ver crecer, madurar y después despedirnos de ellos es algo que todos los dueños deben aceptar como parte de su relación con los cachorros. Para muchos esto significa intentar darles la mejor vida y cuidados posibles, para que su paso por este mundo sea todo lo memorable que se pueda. Eso a veces puede significar algo bastante duro: los perros sobre todo, son criaturas muy curiosas y a veces algo impertinentes. La facilidad con la que pueden sufrir un accidente es muy alta. En esos casos debemos estar preparados para hacerle frente a una vida donde nuestros canes puede que nos requieran de sobremanera. 

Youtube: Jason Garrett

En una situación así se encontró Jason Garret cuando su adorada perrita Lola, con quien ya había compartido 12 años de su vida, fue diagnosticada de una enfermedad muy grave. Lola tendrá que ser intervenida más de una vez; de otra manera, no tendrá la más mínima posibilidad de luchar contra el mal que la aqueja. Jason dijo que sí a todo lo que fuera necesario, llevándose una difícil sorpresa.

Youtube: Jason Garrett

Los tratamientos de su perrito costarán cerca de 45 mil dólares. Una cantidad así es equivalente a una jubilación o el dinero necesario para realizar una inversión de la que sacaremos frutos toda la vida. Pero para él no hubo dudas: todo lo que su perrita necesitara, él se lo daría.

Youtube: Jason Garrett

Para ayudar a pagar la cuenta del veterinario, Jason creó una página de GoFundMe, donde contó la historia de la perrita y ruega por donaciones para poder pagar todos los tratamiento necesarios. El costo es muy alto, pero para él sería muchísimo más duro tener que afrontar una vida donde Lola no lo vaya a recibir a la puerta todas las mañanas. 

Youtube: Jason Garrett

Hay momentos en que el dinero no es importante, aunque sea una cifra que podría hacer una enorme diferencia en la vida de otras personas.

Puede interesarte