Por Luis Lizama
7 enero, 2021

Ocurrió en Nueva Jersey (Estados Unidos), cuando la encontraron con un collar rosa, sin nombre ni microchip. Había logrado escapar de la jaula, por la desesperación, o tal vez intentando regresar a casa sin imaginar que ya no la querían.

Esta triste historia (con final feliz) nos traslada hasta Barnegat, Nueva Jersey (Estados Unidos). La organización Associated Humane Popcorn Park recibió una llamada urgente desde control animal, por un perro abandonado en lo profundo del bosque de la ciudad. Una voluntaria fue enviada a la escena, donde constataron que la crueldad del ser humano es un enemigo terrible.

La perrita husky siberiana había sido enjaulada, para deshacerse de ella. Sin embargo, por su desesperación había logrado escapar, deambulando por el sector con evidente miedo. Estaba con su correa y collar, pero sin identificación ni microchip. María, la voluntaria, pudo acercarse y controlarla, para esperar al equipo de rescate.

No pudieron apagar su enorme sonrisa y hermosos ojos.

Facebook Refugio Associated Humane Popcorn Park

La joven voluntaria volvió a meterla en la caja, a pesar del trauma que significaba esa jaula, la perrita aceptó, consciente de que se había topado con gente de buen corazón. Su instinto no la decepcionó.

Inmediatamente alertaron al Departamento de Policía local y al Oficial de Cumplimiento de la Ley Humanitaria, quienes tomaron nota de lo acontecido e iniciaron una investigación.

La perrita fue llevada a dependencias del refugio, donde le practicaron un exhaustivo chequeo, incluso debiendo vacunarla.

Facebook Refugio Associated Humane Popcorn Park

Desde la organización voluntaria, expresaron su lamento, pues realmente es imposible imaginar lo que pasa por una mente humana, que abandona y maltrata así a un ser indefenso. Es incomprensible, injustificable y castigo por la ley.

La intención de esa persona (si es que se puede llamar así) era bastante clara: Deshacerse de la pequeña peluda.

Facebook Refugio Associated Humane Popcorn Park

Pero esto no quedará sin responsables, porque las autoridades han tomado nota y buscan a los autores de este maltrato.

El refugio está ofreciendo una recompensa de mil dólares, para dar con el culpable, con el fin de arrestarlo y darle una condena ejemplar.

Puedes obtener más información en la publicación Facebook Refugio Associated Humane Popcorn Park

Facebook Refugio Associated Humane Popcorn Park

Han decidido nombrarla Ginger. Logró sortear sus problemas, el trauma y hoy es inmensamente feliz, dejando atrás el oscuro episodio. Resulta increíble la capacidad de los animales para no guardar rencor y sanar su alma. Cuesta, pero de una u otra forma lo consiguen. Son seres maravillosos.

De momento no está disponible para ser adoptada, ya que está en pleno proceso de rehabilitación. Una vez lista, buscará una segunda oportunidad, para hacer feliz a quien le abra un espacio en su corazón.

Puede interesarte