¡Merecen aplausos por su maravilloso trabajo en equipo!

El viernes 22 de julio de 2016, un incendio forestal se inició en la región Sand Canyon, en California, Estados Unidos, generando daños irreparables. Avanzó y quemó durante el fin de semana nada menos que 13 mil hectáreas. Sin embargo, lo realmente terrible fue que en la zona se encuentra el Wildlife Waystation. Un santuario de vida silvestre que alberga a tigres, leones, osos, primates, caballos y otros animales rescatados de un pasado de maltratos y encierro.

13700130_1317682834916597_3221135257833858411_n 2
Wildlife Waystation

El santuario describió la compleja situación por la que estaban pasando en las redes sociales y explicó que ya habían iniciando el proceso de evacuación de los más de 400 animales que albergaban. Y bueno, para su tranquilidad el mensaje generó una respuesta inmediata en cientos de personas interesadas en ayudarlos.

13781694_270599996645834_1443124703910868103_n 2
Alex Swope

Fue así como comenzaron a pedir remolques, camiones cerrados y un almacén con aire acondicionado para albergar temporalmente a los animales. Además del apoyo de personal veterinario.

13754180_10153846596818108_2649196928939020797_n 2
Robert Vinson

Caían cenizas, el humo era absolutamente tóxico y el fuego se encontraba a tan sólo 800 metros de distancia. Era extremadamente peligroso acercarse al lugar. Sin embargo, fueron cientos de valientes personas las que programaron sus días de descanso para ir a ayudar en lo que fuera necesario. 

“Hubo una gran participación. Un enorme número de personas que se presentaron con camiones, remolques y portadores para los animal domésticos. Los animales pequeños y las aves se trasladaron en primer lugar hasta otros santuarios y centros de rescate, debido a su sensibilidad a la inhalación de humo. Por supuesto, el transporte de los depredadores más grandes fue manejado por los expertos”.

– comentó Jerry Brown, el portavoz del santuario a Los Angeles Daily News. –

13716140_10153846596113108_4168197912883834921_n 2
Robert Vinson

“Las personas no se conocían pero trabajaban en equipo para ayudar. Todo el mundo tenía miedo de las llamas y el humo. Pero de todas formas fueron un ejemplo de bondad, compasión y buen corazón”.

– escribió la voluntaria Sarah Stone en Facebook. –

Tortoise evac wildlife waystation #sandfire #lafire #wildlifewaystation #animalrescue #tortoises #sunlandtujunga

A photo posted by Sarah Stone (@sarahstoneart) on

Para la noche del sábado ya se había movido al 70% de los animales. Los bomberos por su parte trabajaron duro para contener las llamas que rodean el santuario, lo que por suerte mejoró cuando el viento cambio en la dirección. Finalmente, todo volvió poco a poco a la calma y los animales podrán volver dentro de las próximas semanas a su hogar.

¿Hubieses imaginado que tanta gente se podía interesar y trabajar en equipo por ayudar a los animales?

Puede interesarte