Por Maximiliano Díaz
8 febrero, 2018

Aseguran que estudiar su forma de clonarse podría ayudar a los científicos a entender el cáncer.

Una de las plagas más impresionantes y preocupantes del mundo se está viviendo en el planeta tierra. ¿El culpable? Un pequeño e indefenso cangrejo hembra. Cualquiera se podría preguntar qué clase de amenaza puede representar un crustáceo tan inofensivo. Pues, ahí es justamente donde está el truco: no es solo un pequeño cangrejito: son miles, tal vez millones. Y lo peor, es que es una especie que puede perpetuarse a sí misma teniendo tan solo un ejemplar.

La especie Procambarus virginalis, popularmente conocida como cangrejo de mármol, es un crustáceo que llamó la atención de toda la comunidad científica. Y, para hacerlo aún más impresionante, cuando se decidieron a estudiarlo, y extrajeron una muestra de su ADN, un equipo de científicos descubrió que todos los cangrejos de esta especie que hoy habitan en el mundo, nacieron de una sola hembra.

DKFZ

Este primer ejemplar logró reproducirse de forma asexuada clonándose a sí misma, y sus clones, todos femeninos, llevan tres décadas engendrando hijas que están llegando a todas partes del mundo.

Y no deja de ser impresionante si se considera que el cangrejo de mármol es considerada una especie cuya invasión resulta preocupante. Se encuentra en distintas zonas de Europa, África y Asia, y es una gran amenaza para los ecosistemas naturales.

La primera vez que Frank Lyko, un biólogo molecular encargado de estudiar a los cangrejos vio un ejemplar de esta especia, fue en 1995. En esa época, un criador aficionado le llevó unos pequeños animalitos que había comprado en una feria alemana. En esa época los llamaron “cangrejos de Texas”, y según contó Lyko, éstos se propagaron con una velocidad impresionante en su acuario. Robustos y estéticamente agradables, comenzaron a distribuirse por las redes de acuaristas, donde conquistaron a muchos coleccionistas. 

Ahora muchos están impresionados al saber que uno solo de estos pequeños animales puede producir cientos de huevos de una vez.

Real Jardín Botánico-CSIC

Algunos años después de ser descubiertos, ya estaban en tiendas de mascotas de toco el mundo, y comenzaron a identificarse poblaciones silvestres gracias a la liberación de algunas personas. Y aún no está claro de dónde podría provenir la primera de todas las hembras.

Según el árbol genealógico de los cangrejos de mármol, éstos descienden de los cangrejos de río, que son muy comunes en Florida, Estados Unidos, y se reproducen de forma sexuada. Sin embargo, creen como algo bastante posible que un ejemplar de esa especie haya tenido una mutación cromosómica, y desarrolló la capacidad de producir sus propios huevos, que se convirtieron en embriones, y luego también en cangrejos femeninos.

Todas clones de la misma madre.

Según la revista National Geographic, hay miles de millones de cangrejos de mármol en todo el mundo. Y, entre 2007 y 2017, la población muliplicó su distribución de tal manera que, en Madagascar, donde en un principio hubo 1,000, ahora hay 100,000.

Zen Faulkes/Google Maps

Según Wolfgang Stein, un neurocientífico que participó del estudio de los cangrejos, estos animales se encuentran en aguas ácidas y alcalinas; contaminadas y limpias; pero siempre tienen la misma composición genética.

Por si fuera poco, también consiguen adaptarse a distintas zonas naturales, por eso es que algunos estados de Estados Unidos, y la Unión Europea, han prohibido tajantemente su crianza.

Sin embargo, puede ser que este cangrejo no ofrezca solo calamidades, ya que, según Lyko, este animal podría ayudar a entender mejor los  tumores, que también evolucionan mediante clonación, y pueden adaptarse a distintos ambientes. En la declaración del científico a National Geographic:

“Lo que vemos en cámara lenta con la evolución del cangrejo de mármol es algo que ocurre durante las primeras etapas de la formación del tumor”.

Puede interesarte