Por Yael Mandler
9 octubre, 2015

¿¡Lluvia de arañas!?

Cuánto esfuerzo invertimos cada año en que las casas en Halloween queden lo más espeluznantes posibles. El truco que no falla es tomar un poco de algodón, separarlo para que quede como algo parecido a hebras y ponerlo en algún rincón o por fuera de la casa como si fuese una telaraña.

#spider #web #Halloween #fun #decoration #home #happy #october #black #white

A photo posted by Myriam Gibson (@bluefroggy78) on

En Goulburn, una localidad de Australia, parecía que todos los vecinos se habían puesto de acuerdo para decorar sus casas, pero extrañamente era mayo, aún no se estaba ni cerca de Halloween. Pero esto no se trataba de una falla en el calendario ni de un ensayo. Lo que realmente pasó es uno de los fenómenos más escalofriantes de la naturaleza y te advierto que si te espantas fácil, lo pienses antes de seguir leyendo (a mí por lo menos, me transpiran las manos mientras escribo esto).

Un residente de la localidad, Ian Watsonse levantó una mañana de su cama, miró hacia afuera y vio cómo todo su terreno, incluida su casa, estaba cubierto de telarañas. Parecía como si hubiese dejado abandonado el lugar por años, pero su casa no era la única cubierta del velo blanco.

Captura-de-pantalla-2015-10-07-a-las-11.26.21

TSelrahc

«Estoy a 10 minutos de la ciudad y claramente se puede ver a miles de pequeñas arañas flotando por ahí con sus telarañas y mi casa está cubierta de ellas. ¡Alguien llame a un científico!», dijo uno de sus coterráneos en las redes sociales.

Sí, miles de arañas cayeron aparentemente del cielo durante 30 largos minutos, ¡La tormenta más aterradora!

Captura-de-pantalla-2015-10-07-a-las-11.25.57

Savannah Roberts

That spider is HUGE!!! #scaredface#spiderseason#livinginfear#mondayselfie#helpme#nothappywiththat

A photo posted by claire fry (@claireosborne31) on

Aunque la primera razón que viene a tu mente para explicar este fenómeno es una maldición milenaria, la llegada del anticristo o el principio del fin del mundo, hay una explicación científica que te hará mucho sentido (aunque no te quitará las ganas de salir corriendo).

Este fenómeno corresponde a un comportamiento viajero de las arañas. Científicamente se le denomina ‘ballooning’ (viajar en globo) o ‘kiting’, y es la forma en que las pequeñas arañas buscan un nuevo hogar. Primero liberan una especie de hilo desde su abdomen. Cuando es lo suficientemente largo, el hilo logra ser captado por la brisa y así las arañas pueden transportarse fácilmente a una nueva ubicación.

Así pueden viajar kilómetros. De hecho, estos insectos son una de las especies que más distancias recorre en busca de hogar y gracias a esta técnica, de hecho, suelen ser las primeras en llegar a ciertas zonas que han sido azotadas por desastres naturales para repoblarlas.

A pesar de que los habitantes se tomaron relativamente con calma el fenómeno y no clausuraron sus casas para siempre, como habrían hecho algunos, les daba escalofríos salir mientras esto sucedía. Era imposible no toparse con las telarañas ni evitar que las arañas cayeran en sus cabezas o se enredaran en la barba de los hombres.

#spider vs #men

A photo posted by Fabio Bernardo (@fabio70b) on

Nada personal, pero espero que nunca vengan a visitar mi casa.

Puede interesarte