Por Diego Aspillaga
15 enero, 2020

Si bien aún hay 120 incendios fuera de control, los bosques afectados por las llamas ya están mostrando signos de recuperación. La crisis aún no termina pero estos brotes de vida demuestran que no todo está perdido.

Australia es un infierno. 

Cielos rojos, ceniza y humo que tapan el sol y muerte en cada rincón es lo que los Australianos han experimentado desde que las sequías y altas temperaturas desencadenaran en masivos incendios forestales que han destruido todo a su paso.

Phillipe Francois

Miles de personas desplazadas, millones de hectáreas de vegetación destruidas y miles de millones de animales muertos son parte del triste saldo de una crisis que parece no terminar.

Los testimonios e historias de las personas que luchan contra el fuego son terribles. Koalas calcinados, canguros huérfanos y personas que perdieron todo ante las llamas son parte de los tristes titulares que plagan los medios nacionales e internacionales. Los australianos están metidos en un hoyo infernal y no se ve una salida cerca.

AP

Pero no hay mal que dure mil años ni incendio que dure para siempre. Y los bosques calcinados de Australia así lo demuestran.

AAP

Nuevas fotografías de Queensland, Australia, muestran cómo la naturaleza vuelve a brotar con más fuerza que nunca luego de sufrir un golpe devastador. Entre las cenizas y cadáveres de animales, pequeños brotes de verde, amarillo y rojo comienzan a darle color nuevamente a una zona que los perdió hace unas semanas atrás. 

Así lo documentó el fotógrafo Murray Lowe, quien fue testigo del renacer del bosque ubicado el borde del Parque Nacional Dhurag.

AAP

«El suelo hinchaba cenizas en el aire a cada paso mientras caminábamos entre los troncos de los árboles en el silencio y la quietud inquietantes que solo los incendios de esta intensidad pueden producir después», dijo a Metro.

«Esta fue la señal de renovación que habíamos estado buscando. Estábamos presenciando el renacimiento de un bosque por el que Australia es tan conocida», agregó.

AAP

Ahora los australianos esperan que llegue la tan ansiada lluvia para ayudar a los bosques a recuperarse y a la fauna a volver a sus hogares. Y si bien se espera que una tormenta llegue en los próximos días, las autoridades celebraron con cautela ya que esta podría traer consigo aluviones y deslizamientos de tierra. 

Pero a pesar de los brotes de los bosques y la tormenta que se avecina, la crisis aún no está superada. Cerca de 120 incendios siguen destruyendo al país, a su gente a sus bosques y a sus animales. La contaminación es de un nivel tan alto que el emblemático Australian Open de tenis tuvo que ser cancelado. 

AAP

Como si fuera poco, la comunidad científica advirtió que si las temperaturas del planeta siguen en aumento debido al calentamiento global, toda la población de Australia podría transformarse en «refugiados climáticos»: el país sería prácticamente inhabitable.

Phillipe Francois

Australia sigue luchando con uñas y dientes contra el fuego que amenaza con destruirlos. Y si bien la lucha está lejos de terminar, al menos los bosques les recuerdan que la vida, eventualmente, siempre se abre paso. 

AAP

Si deseas ayudar a combatir el fuego en Australia o salvar animales afectados por las llamas, puedes donar a las siguientes organizaciones:

Hospital de #koalas en Port Macquarie

Hospital de la #fauna #silvestre de Currubin

CFS #volunteer #firefighters

Australian #Koala Foundation

Australia nos necesita.

Puede interesarte