Por Juan David Montes
13 mayo, 2016

¡Es una tortura!

Lamentablemente, el océano es uno de los ecosistemas que se enfrenta a más amenazas que son consecuencia directa de actividades humanas. A su lista de calamidades hay que sumar una que ocurre en silencio, pero no por eso deja de ser letal: la pesca fantasma. Embarcaciones hundidas, redes extraviadas en el fondo del mar y otros implementos usados para la pesca industrial que se han caído al agua se convierten en una trampa para todo tipo de especies: desde cangrejos hasta tortugas, leones marinos e incluso ballenas, tiburones y aves son condenados a permanecer atascados mientras mueren de hambre…

969960_10151696708942164_1867766612_n
Ocean Defenders Alliance

… O que algún miembro de organizaciones de rescate como Ocean Defenders Alliance (ODA) llegue al rescate.

1010201_10152435939222164_104240826807030585_n
Ocean Defenders Alliance

Desde 2002, esta organización se dedica a remover todo tipo de restos de equipos de pesca que lo único que causan es muertes sin sentido.

Para explicar los riesgos de la pesca fantasma, Taylor Hill, editor asociado de Takepart, usa la siguiente metáfora:

“Imagina que hay una reja instalada a través de una zona natural y cada animal que pasa por ahí -ciervos, osos, bisontes- está en riesgo de que su cabeza se atasque ahí hasta morir de hambre. Eso ocurre todos los días con los implementos de pesca que están abandonados en el océano…”.

1384158_10152994609912164_2817214639657957960_n
Ocean Defenders Alliance

Uno de los lugares más visitados por los voluntarios de ODA es una embarcación hundida conocida como African Queen.

1512529_10152179328107164_590060966_n
Ocean Defenders Alliance

Este barco es en sí una gran trampa de pesca fantasma y, además, aumenta su peligro con las grandes redes de pesca que pierden otros pescadores.

Entre estas redes por las que nadie responde han sido atrapados delfines, ballenas y más especies marinas que llegan a las inmediaciones del African Queen.

11705329_10153686428582164_4535582338451436389_n
Ocean Defenders Alliance

En muchas ocasiones los pescadores no tienen conocimiento de las embarcaciones que se encuentran bajo la superficie y sus inmensas redes se quedan atascadas sin que hagan algo al respecto.

La falta de reglamentación con respecto a las acciones que debería tomar la industria pesquera sólo agrava la situación, y esto se suma al uso de elementos que tardarían siglos en descomponerse. Así que una red podría permanecer como un inminente peligro durante más de 400 años.

Se espera que las organizaciones de apoyo trabajen de la mano con la industria pesquera para hallar soluciones sostenibles.

 

Puede interesarte