Por Luis Aranguren
22 noviembre, 2019

El ejiao es un gel al que le atribuyen la cura de ‘todo’, pero a costa de la vida de miles de inocentes asnos.

En ocasiones las creencias suelen ir más allá de la racionalidad, es así como una ‘medicina china’ que se ha hecho popular en el mundo ha acabado con la vida de cientos de burros en todo el mundo. De seguir esta tendencia en 5 años, disminuiría la población de ellos a la mitad.

Según los datos del santuario, en 3 años aumentó la producción de este medicamento en 20 % lo que ha afectado principalmente a China.

Getty Images

Lamentablemente es una costumbre algo extraña que se ha extendido a lo largo del mundo y puede afectar a otros países de Asia, África y Sur América. Actualmente hay aproximadamente 46 millones de burros en el mundo y se calcula que más pronto de lo que parece, sean solo 23 millones.

The Donkey Sanctuary

Según su historia fue un secreto bien guardado por los emperadores pero que ahora es accesible para todo el mundo y se busca con desespero.

The Donkey Sanctuary

Según los mitos es un gel capaz de curar desde el resfriado hasta el envejecimiento, pero hasta ahora no hay un estudio que con firmeza avale estas teorías. El problema es que sin importar eso, se siguen matando burros y tomando su piel de forma indiscriminada.

Pixabay

Otro de los factores más graves es que el comercio de burros ha crecido desmedidamente, lo que hace que los ubiquen en lugares antihigiénicos que no garantizan que el producto final sea de calidad siquiera.

The Donkey Sanctuary

Por suerte muchos se han puesto en contra de estas matanzas, sin embargo no es suficiente para detenerlos, lo que los presiona a robarlos y mantenerlos en situaciones precarias.

Getty Images

Donkey Sanctuary instó a la industria de ejiao de China a buscar fuentes más sostenibles para la realización de su producto. Hay muchas formas de obtener colágeno y otros elementos que se encuentran dentro este «presunto medicamento».

The Donkey Sanctuary

Esperemos que encuentren una solución rápida y dejen de negociar con la vida, que sin importar el precio que le pongan tiene un valor más grande.

Puede interesarte