Por Vicente Quijada
14 noviembre, 2017

Será, sin duda, lo más tierno que verás hoy. Esta semana. En todo el año.

Basta con darse una vuelta por las redes sociales para notar que estamos inmersos en noticias negativas. Trump, atentados terroristas, catástrofes naturales y brutales crímenes. Pero no todo es tan oscuro, y aún quedan razones para seguir teniendo fe en la humanidad. 

O más bien, en los animales que nos acompañan en este planeta.

Se trata de un cachorro de león quien, pudiendo apenas caminar, intentó imitar a los grandes leones y rugir para que lo escuche toda la sabana. Pero el pequeño Simba sólo emitió un casi inaudible maullido. 

Twitter/chrismaddern

Suficiente como para derretirnos el corazón.

Eventualmente, el heredero del trono de la sabana aprenderá a rugir, y alcanzará hasta los 114 decibeles -25 veces más fuerte que una cortadora de césped. Y, a diferencia de su último maullido, podrá ser escuchado a ocho kilómetros a la redonda. Tiempo al tiempo, Simba.

Tranquilo pequeño, ya llegará el momento de calzarte la corona.

No te lo pierdas