Por Cristofer García
14 septiembre, 2020

Limbani, un popular primate en el Zoological Wildlife Foundation, en Miami, no paró de sorprenderse al comer su paleta de fresa. Ahora es lo único que quiere.

Nunca es tarde para probar por primera vez una grata experiencia en la vida, de esas que pueden cambiar tu forma de ver las cosas para siempre. Aunque parezca exagerado, una paleta helada puede ser esa gran experiencia y este chimpancé lo confirmó.

Este primate en el Zoological Wildlife Foundation, en Miami, Estados Unidos, recientemente probó un helado sabor fresa y parece que nada más en la vida lo había hecho tan feliz. Quedó hipnotizado con el sabor dulce y ya no quiere comer más nada que no sea una paleta.

Max Strong

“A juzgar por la expresión de su rostro, es seguro decir que Limbani era un gran fanático de su paleta de fresa totalmente natural. Sin embargo, no puedo culparlo, estuvo bastante buena”, escribió en su cuenta en la red social Instagram Max Strong, un activista relacionado a la vida animal.

Max Strong

Y es que, desde que da la primera probada no puede creer lo que está ocurriendo en su boca. Esa mezcla de dulzor, con frío que lo hace un sabor irresistible. De inmediato, voltea a ver a los demás para dejarles saber lo increíble que estaba ese helado.

Limbani, como se llama este chimpancé, se ha vuelto popular en esta red social debido a su carisma y ahora con esta escena de la paleta parece ganar más fama aún. En su cuenta ya tiene casi 700.000 seguidores, lo cuales disfrutan observar sus rutinas diarias.

Limbani

El video ya cuenta con 195.600 reproducciones, desde que fue publicado en junio de 2018. Dos años después aún sigue sumando vistas y popularidad.

De seguro querrá pedir paletas todos los días desde ahora. A pesar de lo rico que puede ser, sus cuidadores también se asegurarán de que no abuse en su consumo de dulces para que su salud no se vea afectada.

Puede interesarte