Por Romina Bevilacqua
2 enero, 2015

Gracias al documental “La Caleta” (The Cove) en 2009, la caza de delfines en Taiji fue expuesta. Sus terribles imágenes generaron críticas en el mundo entero y expusieron el sanguinario negocio de captura y matanza de delfines y ballenas en la caleta en Japón. Sin embargo, pese al alcance global que tuvo este documental, poco se ha hecho para persuadir al gobierno japonés de terminar con esta infame práctica y hoy, estos animales todavía son capturados sin tregua.

980x-1

El grupo Sea Shephard, quienes han estado documentando las actividades de los cazadores de Taiji, reporta que el pasado viernes 19 de diciembre fue sido uno de los días más devastadores para los delfines en la región. Más de 50 delfines nariz de botella y ballenas piloto fueron rodeados en horas de la mañana y conducidos por una flota de buques pesqueros desde aguas abiertas a un improvisado recinto cerrado de redes en la orilla.

10846011_424896927660543_2441070030108680476_n

“Hoy fue un día muy rentable para Taiji dado que los asesinos capturaron tanto delfines nariz de botella como ballenas piloto”, escribe Sea Shephard. Estimamos que alrededor de 40 a 45 ballenas piloto fueron capturadas hoy, al mismo tiempo que 8 delfines nariz de botella, uno de los cuales era una joven cría de unos pocos meses de edad. Se veía como esta cría se aferraba al costado de su madre cuando salían a la superficie, confundidas y aterrorizadas luego del acorralamiento agotador”.

Cada año, miles de delfines son acorralados y asesinados en ese mismo lugar. Unos pocos elegidos, sin embargo, se salvan de la muerte sólo para pasar el resto de sus vidas en cautiverio.

Visto en: The Dodo