Por Daniela Morano
11 abril, 2017

Ninguna amistad supera la de un humano con su mascota.

Akiko DuPont es una fotógrafa que ha estado tomando fotos de su abuelo, Jiji, desde que ni siquiera sabía tomar una cámara. Desde que termino la guerra, durante 64 años, Jiji se trasladaba a su oficina, pero el 2009 terminó en el hospital. El que alguna vez fue un hombre muy sociable y extrovertido poco a poco perdió interés en la vida y se convirtió en un persona amargada.

Akiko DuPont

Fue durante ese tiempo que a Akiko se le ocurrió adoptar a Kinako.

Akiko DuPont

Extraordinariamente, su abuelo y Akiko entablaron una fuerte relación. Ahora hacen todo juntos, y son inseparables.

Akiko DuPont

Leen el periódico juntos.

Akiko DuPont

Y esta hermosa foto los muestra en la cotidianidad del día.

Akiko DuPont

Es definitivamente amor incondicional. 

Akiko DuPont

¿Quién habría pensado que un señor así habría encontrado alegría en la vida gracias a este pequeño?