Borra todo lo que tengas hoy en tu agenda porque querrás pasar la tarde entera recostado mirándola pasar.

“Yo veo un conejo”.

“Yo una tortuga”.

“Claramente, es un algodón de azúcar”.

“Mmm… yo veo una nube”.

“¡Arruinaste el juego!”.

Acostarse en el pasto, sentir el viento y mirar las nubes es uno de los placeres más grandes de la vida -algunos, de hecho, vivimos con la cabeza en ellas todos los días-. Es una práctica muy sana para disfrutar solo, muy romántica cuando estás con tu pareja y hasta bastante divertida si lo haces con un grupo de amigos.

El intercambio de opiniones viene en seguida: “¿Qué ves tú?”. Dejamos la imaginación correr y muchas veces es imposible llegar a un acuerdo. La discusión de qué forma tiene esa puede durar horas… y justamente por eso, en 1896, se creó el Atlas Internacional de las Nubes.

No, mentira, esa parte no es tan cierta, su creación fue por razones netamente científicas, pero de que existe, existe… y es increíble. La Organización Metereológica Mundial publicó este libro que con fotografías a color e importantes explicaciones hace una clasificación de los distintos tipos de nubes. Por ejemplo, algunas son las que se forman por el paso del vapor de los aviones, y hay otras que surgen de los incendios forestales (¡y son las que menos queremos ver!)

Y como no hay nada más cierto que el dicho de que la naturaleza nunca deja de sorprendernos, ahora se conocieron 12 nuevos tipos de nubes que fueron agregadas al atlas… y una en particular que llamó muchísimo nuestra atención.

Las asperitas (hasta su nombre es tierno) fueron vistas por primera vez el 2009, y desde este 23 de marzo se sumaron a la lista por una característica preciosa: son las que se parecen a las olas del mar, pero vistas desde abajo.

¿Se imaginan? ¿El océano en el cielo? Una imagen alucinante.

Aquí solo algunos ejemplos: 

The Cloud Appreciation Society
Pinterest
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Youtube/ Alex Schueth

¡Estamos ansiosos por seguir conociendo nuevos tipos para sumarlos a nuestras agradables tardes de reconocimiento de formas de allá arriba!