Por Lucas Rodríguez
26 marzo, 2021

Brea es una perrita muy especial: fue entrenada para ser una cachorra compañera para personal médico, así como para las personas que necesitan un compañero mientras reciben tratamiento.

Es cierto que el 2020 (y por lo que parece, quizás también el 2021) fue el año de los médicos y enfermeras. Estas personas se levantaron, pusieron sus guantes y mascarillas, e hicieron frente a este virus que fue declarado pandemia, como no ocurría en un poco más de cien años. Por esto mismo fue que todos ganamos un nuevo respeto hacia estas personas, quienes en lugar de quedarse en casa y evitar un contagio, estuvieron ahí al frente, en las trincheras, luchando contra las infecciones y sanando gente. 

Johns Hopkins All Children’s Hospital

Pero al evaluar la enorme entrega de estos profesionales, se nos olvida que también son personas.

Johns Hopkins All Children’s Hospital

Lo que esto significa, es que a pesar de su entrega y valerosa tarea, los médicos y enfermeras también son susceptibles al cansancio, el agote y cómo no, el estrés que implica ser la primera línea de defensa en esta situación de crisis. Expertos ya están comenzando a llamar la atención sobre los altos grados de estrés y cansancio que están siendo reportados entre el personal médico. 

Johns Hopkins All Children’s Hospital

Por esto es que lugares como el hospital John Hopkins para niños de Tampa Bay, Florida, decidió hacer algo al respecto, para apoyar a sus sufridos médicos y enfermeras.

Johns Hopkins All Children’s Hospital

La solución fue incluir a Brea entre sus empleados. Ella no es una enfermera, ni una doctora, sino que una simpática y adorable perrita labradora.

Johns Hopkins All Children’s Hospital

Brea se unió al equipo como perro de compañía, una modalidad de cachorros entrenados para prestar sus tiernos ojitos y lamidos a las personas que están pasando por cuotas demasiado altas de estrés y tensión. 

Johns Hopkins All Children’s Hospital

A pesar de estar ahí para ayudar y dar algo de alivio a los médicos, enfermeras y demás parte del personal médico, por supuesto que Brea se ha convertido en la favorito de los niños. No hay chico hospitalizado que no se muera de ganas por tener un par de minutos con la tierna perrita.

Johns Hopkins All Children’s Hospital

Lo mejor de todo, es que Brea está entrenada para esto. De un solo salto ágil, ella se puede subir a las camas, acostándose junto a los chicos para recibir sus cariños y darles un par de tiernos lamidos:

“Estoy muy emocionada de que Brea forme parte de nuestro equipo. Aunque solo llevamos trabajando juntos algo más de un mes, ya me ha sorprendido la capacidad de Brea para conectar con los pacientes.
Ella ha hecho que los procedimientos dolorosos sean tolerables, incluso agradables para nuestros pacientes, y ha ayudado al personal a reforzar su energía para hacer el increíble trabajo que hacen”

–Leah Frohnerath, médico especialista en niños del hospital John Hopkins, para ABC Action News

Brea fue entrenada por Canine Companions for Independence, una compañía que entrena cachorros para estas circunstancias. No sería raro que volviéramos a escuchar de ellos y sus super cachorros a la brevedad. 

 

 

 

Puede interesarte