Por Antonio Rosselot
15 febrero, 2021

Estos dos antisociales no tenían cómo saber que James Cosens (Reino Unido) había sido boxeador amateur hace unos años, por lo que recibieron una real paliza después de amenazarlo con cuchillos. Si se meten con su perrita Rosie, deberán enfrentar las consecuencias…

Los boxeadores generalmente entrenan para pelear dentro de un cuadrilátero, donde pueden llegar a ser letales. Pero si la pelea se da en cualquier otro lado, son aún mucho más peligrosos, sobre todo si se ven bajo amenaza.

James Cosens, un joven de 29 años residente del condado de Carmarthenshire (Gales), tuvo que desempolvar todo su conocimiento pugilístico cuando se vio enfrentado a dos ladrones que lo amenazaron con acuchillarlo si éste no les entregaba a Rosie, su perrita collie de apenas cinco meses de edad.

ITV – This Morning

Cosens, dueño de un bar en la zona, iba caminando con Rosie cuando fue interceptado por estos secuestradores de perros, que buscaban llevarse a la pequeña evidentemente.

Sin embargo, los antisociales no tenían cómo saber que James había sido boxeador amateur hace unos años. Por lo mismo, el resultado de la pelea no les fue precisamente favorable…

ITV – This Morning

“Llevábamos las tres o cuatro últimas semanas caminando por allí, y Rosie estaba sin su correa, como normalmente va. Un par de tipos se le acercaron, los locales son generalmente muy amigables y acogedores. Uno de ellos la tomó en brazos así que asumí que simplemente estaban saludándola, pero cuando me acerqué a él, me dijo: ‘Si tratas de recuperar a tu perro, te voy a apuñalar”.

—James Cosens a This Morning

James —que se mudó al sector en agosto pasado junto a su esposa Samantha y su bebé Jacob—, le lanzó un puñetazo a uno de los ladrones y comenzó la pelea, ya que el otro le saltó por la espalda para reducirlo. Sin embargo, James todavía tiene poder y fuerza en sus brazos, por lo que con el golpe logró enviarlo directamente al suelo, noqueado.

ITV – This Morning

Según relata él mismo en entrevista con This Morning, James luchó para que el caído soltara a la perrita, ya que la tenía muy bien afirmado. Por otro lado, el ladrón número dos le saltaba por la espalda y lo golpeaba mientras él trataba de hacerse nuevamente con Rosie. Finalmente, James dejó a ambos ladrones bastante disminuidos tras la pelea, y logró escaparse de vuelta con la perrita.

“Fue horrible escuchar lo que dijo el ladrón, pero si hubiese llegado a casa sin la perrita habría tenido una conversación muy incómoda, así que no había chance de que me fuera de allí sin siquiera tratar de recuperarla. Ahora especialmente, pasear a mascotas es una de las pocas cosas que nos permiten hacer y la gente ahora tiene miedo de hacerlo”.

—James Cosens a This Morning

ITV – This Morning

Un hombre valiente, osado y que puso a la integridad de su cachorra por sobre la suya propia. Todo esto podría haber resultado muy mal, pero afortunadamente el boxeo salvó a este joven y a su mascota.

Puede interesarte