Por Elena Cortés
10 octubre, 2017

Pueden ser “peligrosos” alrededor de niños.

(Nótese la ironía de este artículo en todo momento). Si estás en la búsqueda de adoptar un perrito y que sea parte de tu familia, la “peeeeor” idea que puedes tener es comenzar a criar a un pastor alemán. Estos canes son fuertes, y tienen un carácter decisivo con el cual no podrás batallar aunque así lo quisieras (nuevamente repito NOTEN LA IRONÍA). Y estas 15 (irónicas) razones son por qué no deberías de tener uno en casa.

OJO: por tercera vez se repite, el artículo se está haciendo con ironía, es obvio que cualquier tipo de perro, sin importar raza o no, es maravilloso para un hogar. Todos son criaturas extraordinarias. 

1. Están obsesionados con el ‘trabajo’, nuuuunca “descansan”

PetMD

2. No los puedes llevar a todos lados

PetMD

3. Pueden ser unas verdaderas bestias

PetMD

4. Nunca bajan su guardia

PetMD

5. Siempre están tan “serios”

PetMD

6. Son perros que odian estar encerrados

PetMD

7. Pueden ser “peligrosos” alrededor de niños

PetMD

8. No se llevan bien con los demás perros

PetMD

9. Y olvídate de un pastor alemán si tienes gato, es peor

PetMD

10. No entienden lo que es la unión familiar

PetMD

11. No escuchan

PetMD

12. Nunca se ven felices

PetMD

13. No están hechos para jugar

PetMD

14. Son muy temperementales

PetMD

15. Son demasiado “rectos” para una familia divertida

PetMD

Después de esto, ¿en serio adoptarías a uno?

¡Todo fue una broma, es obvio que son una gran opción! <3 

LOS AMAMOS.