Incluso pueden pedir que los seden antes de asesinarlos, para tomarse una foto con sus «trofeos».

En Sudáfrica existen las granjas de leones, que aunque lo primero que se nos venga a la cabeza sean animales cuidados y protegidos en lugares especiales, la realidad es precisamente justo lo contrario.

De acuerdo a un estudio desarrollado a lo largo de un año, cientos de leones mueren masacrados en este tipo de instalaciones, víctimas de la ambición y la crueldad de un montón de cazadores que solo buscan entretenerse a costa de la vida de estos inocentes animales.

AP

Resulta que primero los mantienen en cautiverio para luego ofrecerlos para la caza y venta de sus huesos. Incluso los encargados del negocio utilizan aplicaciones de mensajería instantánea com WhatsApp para dar a conocer sus «ofertas» a los cazadores extranjeros que más dinero tienen.

Les envían fotos de las posibles víctimas disponibles y a cambio ellos deben pagar sumas anticipadas que alcanzan cerca de los 54 mil dólares.

Lord Ashcroft

Aunque los ligres, animales que nacen del cruce entre un león y una tigresa, son más requeridos, ya que como sus huesos son más pesados, los consideran ideales para ser vendidos en el mercado de las medicinas tradicionales, muy fuerte en China y el sudeste asiático.

Además se logró identificar diversas modalidades para la caza. Entre ellas está la «verde», que permite que los leones sean sedados antes de ser asesinados para que sus cazadores puedan fotografiarse con sus futuros trofeos.

Twitter @clasidi

Sin duda es una práctica lejos de ser recreativa o «divertida» como la catalogan varios.

Lord Ashcroft

Es más, ni siquiera tienen piedad con los animales que están enfermos y que nadie querrá cazar. A ellos los trasladan en camiones hacia mataderos donde los mantienen en condiciones terribles para luego ser sacrificados.

Lord Ashcroft

Lo cierto es que según la investigación financiada por el ex parlamentario británico Michael Ashcroft, el negocio está lejos de acabar, pues está bastante extendido por Sudáfrica y aseguran que el Gobierno británico es totalmente cómplice de la situación, ya que permiten atrocidades de este tipo como la importación de «trofeos de caza».

Puede interesarte