Por Daniela Poblete
10 septiembre, 2018

Buscan desesperadamente mirar a sus dueños, los necesitan a su lado.

Si alguna vez tu mascota se enfermó gravemente y lamentablemente llegó ese punto terrible en sus vidas, en la que tuviste que sacrificar a tu amado animal, entendemos que sin duda fue uno de los momentos más difíciles de tu vida. Sin embargo, si por la pena que sentiste, no pudiste acompañarlo en aquel momento, te cuento que por muy desgarrador que suene, los veterinarios dicen que ellos te necesitan a su lado.

AP

Todo esto comenzó cuando una chica, Jessi Dietrich consultó a un veterinario, cual era la parte más difícil de su trabajo y tristemente él respondió que lo más complicado es sacrificar a un animal, puesto que el 90% de los dueños, no pueden estar en la habitación cuando eran inyectados y que en los últimos momentos las mascotas, buscan frenéticamente a sus dueños. Y lo cierto, es que la verdad de este veterinario ha dejado a muchos con el corazón roto.

Posterior a conocerse esta respuesta, muchos veterinarios respaldaron este postulado e incluso algunos dijeron sentirse cansados y descompuestos al ver tanta tristeza en un animal. Además, aprovecharon de hacer el llamado a que sus amos les hagan compañía hasta el último momento de sus vidas y no abandonarlos, en la que sin duda es la hora más difícil. Recalcando que trates de ponerte en su lugar, a nadie le gusta morir en una habitación llena de extraños.

AP

De hecho, muchas personas han comentado que no han sido capaces de ingresar y mantenerse en la habitación todo el tiempo. Sin embargo, en su mayoría suelen arrepentirse de haber tomado esa decisión e incluso se considera que puede ser uno de los mayores remordimientos que puede tener una persona en un momento posterior a este desenlace.

Así que si lamentablemente te encuentras en una situación así, realmente no lo dejes solo y acompáñalo en sus últimos momentos. Si aunque no seas biológicamente su madre o padre, te conoció a ti desde pequeño para crecer y vivir junto a ti.

AP

Quizá te dolerá verlo partir, pero créeme que estarás cumpliendo su último deseo al acompañarlo hasta el final.

Puede interesarte