Por Pamela Silva
6 junio, 2018

Estoy destrozada, no se cómo continuar con mi vida.

Cuando piensas en las nutrias, que en verdad no creo lo hagan muy seguido, pero cuando lo hacen de seguro recuerdan esas fotos donde están flotando en el río, durmiendo, abrazadas a una roca o “acariciándose” las unas a las otras de forma muy tierna.

Porque eso creemos de las nutrias, que son adorables. Algo como así de adorables:

Shutterstock
Shutterstock
Shutterstock

¿Pero quieren que les diga algo? ¡No lo son, ni un poco!

Sucede que las nutrias son malvadas, terribles, casi satánicas y ya nunca más podré mirarlas de la misma forma que solía hacerlo.

Aquí están mis pruebas:

1. Son violadores

Shutterstock

Durante la época de apareamiento las nutrias son conocidas por su violencia y agresión, toman las cabezas de las hembras, las sumergen bajo el agua, les muerden la cara y las violan. Además, otro estudio reveló que muchas nutrias sureñas mueren por traumas derivados a una conductas sexuales demasiado agresivas.

De hecho, tampoco es tan extraño que nutrias macho abusen de hembras que aún no alcanzan la madurez sexual.


2. Y no sólo atacan a miembros de su misma especie

Shutterstock

Sucede que las nutrias no solo atacan a otras nutrias, sino que también a focas comunes bebés. Sí, bebés. Usan el mismo mecanismo con el que someten a las de su misma raza, y al igual que ellas, muchas focas terminan falleciendo debido a la agresividad del ataque.


3. Necrofilia

Shutterstock

Cuando las nutrias están atacando a una víctima y la hembra fallece, el macho no para de copular con el cuerpo aunque este esté sin vida. Y eso es necrofilia.


4. Las nutrias gigantes no son tan tiernas

Shutterstock

Normalmente, las fotos que hay rondando por Internet de nutrias son de un tipo de especie, porque hay muchas -11, como mínimo-. La nutria gigante de Sudamérica no es, en absoluto, tan tierna como esas.

Puede llegar a medir 1.7 metros, sus manos son del porte de una palma humana y bueno, como ven en la foto, son mucho más bélicas que esas adorables que vemos flotando en el agua.


5. Turba asesina

En un zoológico de Nueva York en 2016, durante la exhibición “JungleWord” tenía tanto a las nutrias como monos, sucede que uno de los monos se acercó mucho al agua -territorio de las nutrias- y estas comenzaron atacarlo y lo ahogaron hasta que murió. Algunos zoológicos en Inglaterra han reportado comportamientos similares por parte de las nutrias.


6. Pueden enfermar humanos

Shutterstock

Mientras que no hay ataques de nutrias hacia humanos, si pueden contagiarlos con Fiebre del valle, una enfermedad producida por el contagio con coccidioides immitis, un hongo patógeno. Este produce  fiebre, inflamación del cerebro y del corazón, dolor en las articulaciones, úlceras en la piel, abscesos y lesiones óseas. 

¿Te siguen pareciendo adorables?

Puede interesarte