Por Diego Aspillaga
6 febrero, 2020

La efectiva campaña de la cervecera logró que uno de sus protagonistas regresara a la familia que lo había estado buscando hace 3 años. Hazel al fin podrá ver a su familia de nuevo.

La iniciativa de la cervecería Motorworks Brewing y el refugio de animales Shelter Manatee recibió aplausos, titulares y atención desde todo el mundo. 

La compañía productora de cerveza decidió usar sus latas para una buena causa e imprimió las caras de perritos que buscaban ser adoptados junto con sus nombres y la información sobre cómo entregarles un hogar.

Motorworks Brewing

Además de darles exposición nacional y sacarles bellos retratos a los perros, la compañía destinó todas las ganancias de esas latas especiales al refugio de animales Shelter Manatee para que pudieran seguir haciendo su labor.

La idea fue un éxito, a os pocos días la mayoría de los animalitos ya había encontrado un hogar.

Motorworks Brewing

Pero lo que no sabían ni la cervecera ni el refugio era que la cobertura nacional que tuvo su idea ayudaría a uno de los protagonistas e la campaña no sólo a encontrar un hogar, sino a encontrar a la familia que lo había perdido hace más de 3 años y que aún no perdía la esperanza de volverlo a ver.

Mónica Mathis dice que se estaba desplazando por Facebook cuando vio la historia viral sobre los perros adoptables que se ponen en latas de cerveza en una cervecería de Florida. “Vi a uno de los perros allí y pensé ‘oh, Dios mío, se parece a mi perro'”, dijo a ABC.

Motorworks Brewing

Mathis dice que el perro llamado Day Day, se parecía al perro que ayudó a nacer como un cachorro. El animal, miembro querido de la familia de Mónica, desapareció de su hogar una fría noche en Iowa en 2017. “La busqué, llamé a los refugios y no pude encontrarla en absoluto y finalmente me mudé a Minnesota”, agregó Mathis.

“Ella miró el artículo y vio nuestro nombre y nos llamó de inmediato”, dijo Hans Wohlgefahrt, de Servicios para Animales del Condado de Manatee, quien agregó que habían revisado y Day Day tenía un microchip con el nombre de Monica, pero su apellido había cambiado y la información que contenía no estaba actualizada.

Motorworks Brewing

Mathis pudo proporcionar documentación para demostrar a los Servicios de Animales del Condado de Manatee que Day Day era en realidad su perro, Hazel.

Motorworks Brewing

“Una vez que recibí la confirmación, simplemente no podía creer que este fuera realmente mi perro”, dijo una emocionada Mónica. Nunca había perdido la esperanza de volver a ver a su perrita pero los años ya habían pasado y esa esperanza se había transformado en un sueño que parecía imposible.

Se desconoce cómo llegó Hazel de Iowa a Florida. Lo que sí se sabe es que después de 3 años, Hazel y Mónica se reunirán en unos días gracias a una donación del refugio que pagará el traslado de la tierna perrita.

Motorworks Brewing

“Es una historia tan afortunada y sorprendente”, dijo Wohlgefahrt. Estamos de acuerdo.

 

Puede interesarte