Aunque muchos pensaron que no sobreviviría, el gatito de solo tres semanas estaba decidido a luchar.

Cuando uno piensa que la crueldad humana no puede empeorar más, siempre aparece un nuevo caso que supera al anterior. Al menos de eso fue testigo un hombre en Athens, Nueva York el jueves, cuando de pronto escuchó un débil llanto que lo llevó a descubrir una terrible escena.

Resulta que un gatito había sido bañado en alquitrán y arrojado a un basurero, seguramente para que muriera. Si bien no podía moverse para buscar ayuda, sí podía maullar e intentar llamar la atención de las personas que pasaban por allí.

Y afortunadamente dio resultados.

AnimalKind

Este hombre trabajó por más de una hora intentando liberar al pequeño felino del alquitrán y cuando por fin lo logró, inmediatamente se puso en contacto con AnimalKind, una organización de rescate para que se encargaran de salvarlo.

«Inmediatamente le dimos fluidos debido a su condición frágil y al calor del día», dijo a The Dodo Katrin Hecker, fundadora de AnimalKind. “Luego la lavamos con agua tibia y con detergente de loza, pero todas sus extremidades estaban pegadas. Luego cuatro personas la limpiaron con aceite mineral y la lavaron con más detergente durante tres horas«.

AnimalKind

Si bien no había sido un rescate fácil, terminó siendo totalmente exitoso. Lucky, como fue llamada la gatita más tarde, estaba decidida a luchar por su vida aunque muchos pensaran que no lo lograría.

AnimalKind

Así que con el pasar de los días, la pequeña felina probaba una y otra vez que no se rendiría y que planeaba recuperarse por completo.

«Tiene algunas heridas de quemadura en su pequeño cuerpo por el alquitrán caliente pero está recibiendo curaciones. Está comiendo bien y está en un hogar de acogida», aseguró Hecker, quien además contó que Lucky está siendo atendida por una gata que la adoptó y otro hermano perro que la vigila para que nada malo le ocurra.

AnimalKind

Pasará otros 2 meses en ese hogar y cuando esté fortalecida, será dada en adopción a una familia que la cuide y la ame como siempre debió haber sido.

Puede interesarte