Por Macarena Faunes
5 noviembre, 2019

El cable le provocó una herida en su piel que se le infectó, por lo que su cabecita se inflamó. Hoy Hope está recuperada y fue adoptada por uno de sus rescatistas.

Deshacerse de un animal es lo más cruel que puedes hacer. Solo dan amor y nos traen paz en nuestros momentos más difíciles. Sé que cuidar de ellos es una gran responsabilidad. Pero si no puedes hacerte cargo, debes buscar a una persona que de verdad lo pueda hacer. Asegurarte que tendrá un futuro más prometedor que el que pudiste darle. Jamás hagas lo siguiente.

Un hombre ató a su perrita a un árbol, con un cable de plástico y un alambre, y la abandonó en el bosque en Vancouver, Canadá. Ya no quería ser su dueño. Fue encontrada gravemente herida por personal de SPCA, Sociedad para la Prevención hacia los Animales. Estaba deshidratada, con un desgaste muscular extremo, tenía una profunda y severa herida en el cuello. Su rostro estaba casi desfigurado. La crueldad humana no tiene límites.

BC SPCA

La perra fue hallada en mayo de este año y bautizada con el nombre de Hope. Marcie Moriarty, directora de prevención y aplicación de la ley de SPCA contó al sitio CTV News cómo sucedió este hallazgo. La soga en su cuello estaba tan apretada que no la dejaba respirar. Le provocó una herida expuesta en su tráquea.

BC SPCA

“Hope fue abandonada en el bosque, atada a un árbol con un cable de plástico y alambre.

“El cable estaba tan apretado que su cara estaba presionada contra el árbol y no podía tumbarse ni moverse. El alambre estaba profundamente incrustado en su cuello, causando una herida tan masiva que su vena yugular y su tráquea estaban expuestas”.

-Marcie Moriarty, directora de prevención y aplicación de la ley de SPCA a CTV News-

BC SPCA

La cabeza de Hope se hinchó debido a que se le infectó la lesión que tenía en la garganta. Estaba llena de gusanos.

BC SPCA

Cuando fue encontrada, apenas podía caminar. Fue llevada de inmediato a un veterinario y trasladada a una clínica de emergencia. Recibió tratamiento las 24 horas del día.

“Cuando la encontraron, deliraba y estaba demasiado débil para caminar

“Es un milagro que esta pobre perra haya sobrevivido».

-Marcie Moriarty, directora de prevención y aplicación de la ley de SPCA a CTV News-

Fue sometida a diversas cirugías y procedimientos para sanar de sus dolencias. Tras meses de preparación, estaba lista para establecerse en un hogar. Fue adoptada por uno de sus cuidadores.

Hoy Hope vive una vida feliz junto a su nuevo dueño, panorama totalmente distinto que tiene su ex humano. Kevin Timothy fue acusado de crueldad hacia los animales. De ser condenado, enfrenta hasta dos años de cárcel, una multa de 75 mil dólares, e incluso la prohibición de volver a ser amo de una mascota.

La justicia tarda pero llega. Toda en la vida se devuelve. Hope recibirá por fin todo el amor que se merece. Espero que Kevin pague por lo que hizo y aprenda que las mascotas no son un juego. Tenemos que cuidarlos, no abandonarlos a su suerte en un lugar peligroso. Se una persona responsable.

Puede interesarte