Por Lucas Rodríguez
26 octubre, 2020

Acercarse a un lobo salvaje no es algo que el sentido común nos dicte como la mejor de las ideas, pero cuando uno de ellos fue golpeado por los vehículos, un conductor dejó que su compasión superara sus miedos.

La orden de animales con los que podemos relacionarnos sin ningún problema o miedo, no es una lista demasiado larga. Especialmente cuando la acotamos a los mamíferos, son solo un par de animales peludos los que la humanidad se ha ganado su confianza, permitiéndonos no solo acercarnos y tocarlos, sino que incluso compartir nuestra vida con ellos. Gatos y perros son los más comunes. Algunos otros más exóticos, como un cui o un capybara, pueden llegar a funcionar. Pero cuando vamos por algo un poco más salvaje, la cosa puede complicarse bastante. 

Uno de los animales más engañosos en este aspecto, tienen que ser los lobos. Teniendo en cuenta que representan al ancestro directo de nuestros queridos perros domésticos, daría para pensar que podemos acercarnos y darles algo de cariño. Si alguna vez has visto la cantidad de dientes afilados y la fuerza que tiene un lobo, entenderás por qué esto no es muy buena idea.

Il Piacenza

Superando todas las advertencias de su instinto de supervivencia, Andrea Provini, de Fiorenzuola d’Arda, Italia, decidió que se jugaría sus posibilidades para acercarse a un lobo. Aunque este no era un lobo común y corriente, sino que un pobre espécimen herido, que se encontraba desesperado y asustado al costado de una carretera, como contó a Il Piacenza.

Il Piacenza

La existencia de lobos en los bosques europeos es un hecho conocido. Tanto las personas como los mismos lobos saben que lo mejor es mantener su distancia uno del otro. Qué habrá llevado a este en particular a arriesgar su vida, no lo sabemos.

Il Piacenza

Lo importante es que la apuesta de Andrea rindió frutos. El lobo fue manso, dándose cuenta que esta persona que se le acercaba, tenía su salud y recuperación en mente. Cubriéndolo con una manta y dándole suaves cariños en la cabeza, Andrea calmó un poco al lobo. Un poco antes de hacer esto, había llamado a las autoridades, quienes enviaron un grupo de especialistas en emergencias animales a su ubicación. 

Il Piacenza

Los veterinarios lo llevaron con ellos para ayudarlo, no sin antes aplaudir los esfuerzos de Andrea. Sin su bondad, y también su valor, el lobo quizás no habría aguantado hasta el momento en que la ayuda llegó a su lado. Estamos seguros que este es un lobo que no olvidará lo que las personas hicieron por él.

Il Piacenza

¿Alguien más huele el inicio de una película de Disney?

 

Puede interesarte