Por Cristofer García
24 julio, 2020

«Ella confía en mí para tomar una decisión, no importa lo dura que sea. Pero si tengo que tomar esa decisión, entonces que el último día sea el mejor que haya», dijo su dueña con el corazón roto. Hannah ya sufría muchos problemas de salud.

Despedir a un ser querido es uno de los momentos más difíciles que se deben tomar en la vida. Así como cuando se trata de un sacrificio en el caso de perros ancianos. La decisión está en las manos de los dueños, ellos saben que no es fácil, pero tampoco lo es verlos sufrir.

Una mujer se vio atrapada en esta terrible circunstancia sin escape, por lo cual quiso darle a Hanna, su amada perra, un último día de felicidad que valiera por todos.

El mejor día de toda su vida.

Snapchat

«Durante aproximadamente dos meses, Hannah ha tenido convulsiones. Eran pequeñas y no tenían nada de qué preocuparse, pero gradualmente empeoraron. Hannah estaba tomando un par de medicamentos, uno para sus riñones y otro para el dolor que tenía en los codos y las caderas«, contó esta usuaria en la red social Imgur.

«Cuando estaba tomando sus medicamentos, no tenía convulsiones realmente malas, pero las tenía, aunque no eran horribles. Pero cuando no estaba tomando sus medicamentos, no podía caminar bien o compensar el problema se subir escaleras. Varias veces ella se cayó o subió por ellas», agregó.

Snapchat
Snapchat

Ella no quería verla más sufriendo, porque sabía que la pasaba mal. Por ello, tomó la difícil decisión de darle un último adiós a su amiga peluda, pero no sin antes dejarla disfrutar por una última vez de todo aquello que amaba.

«No sé si lo sabe o no, pero sé que está cansada. Ella confía en mí para tomar una decisión, no importa lo dura que sea. Pero si tengo que tomar esa decisión, entonces que el último día sea el mejor que haya«, dijo.

Snapchat

Esto sucedió en 2016, cuando a través de la red social Snapchat, ella compartió las imágenes de este último día de su mejor amiga.

Primero la llevo a dar un buen baño de «aromaterapia para relajarte y oler bien».

Snapchat
Snapchat

Luego fueron por su comida favorita, una deliciosa hamburguesa que disfrutó mucho. También le hizo un tatuaje temporal de un corazón y por último jugó con sus viejos amigos peludos.

Snapchat

Sin embargo, llegó el triste momento de la despedida. Fueron hasta el veterinario para este duro momento, y ella no pudo sino tirarse al suelo a llorar junto a su fiel amiga.

Esa fue la última vez que la vio, pero está segura de que recordará ese conmovedor momento por siempre.

Puede interesarte