Por Juan David Montes
23 diciembre, 2016

¿Cómo negarse ante esa carita?

El pasado 16 de diciembre, un hombre en Bangkok (Tailandia) se conmovió por la mirada hambrienta de una perra callejera. Sin pensarlo dos veces, le ofreció un poco de pollo a la parrilla. El animal lo tomó con su boca y huyó. Luego volvió por más pero en esta ocasión el hombre la persiguió para averiguar qué hacía con la comida.

La perra tomó el trozo de comida y corrió hacia su escondite.

El hombre la siguió y descubrió que la comida era para una camada de cuatro cachorros.

Mira el video completo a continuación:

¿Qué te pareció?

Puede interesarte