Por Daniela Morano
25 septiembre, 2018

Este sí que es un buen y educado chico.

Es muy común ver en los dibujos animados que a los niños no les gusta comer sus vegetales. Obviamente esas son exageraciones aunque sí podemos estar de acuerdo con que a muchos realmente no les gusta nada que sea fruto de la tierra, a pesar de ser muy buenos para la salud del cuerpo.

Quizás aún más quisquilloso que los niños, son los perros. Aunque no lo crean, incluso los perros que viven en la calle pueden ser muy estrictos respecto a qué comen y qué no. No siempre aceptan toda la comida que reciben, pues aunque vivan a la intemperie, eso no quiere decir que no tengan sus gustos como cualquier otro.

Y si un perro en la calle es así de quisquilloso, es sólo cosa de imaginarse cómo actúa un perro que vive en casa.

Reciben lujos que no toda mascota tiene, como comida especialmente cocinada o comparada para ellos. Se deben sentir como los reyes del hogar y por ese mismo motivo con el derecho a rechazar los bocados que menos les gusten.

En este video, un rottweiler deja claro que no siente ninguna afición por los vegetales, expresando con todo su cuerpo un tajante «no» cuando los ve.

Pero sí es un gran fan de las láminas de queso.

Aunque esta raza tiene mala fama de ser agresiva, no pueden negar que este perro es adorable y muy bien educado.

Puede interesarte