Por Francisca García
19 junio, 2017

Las adorables fotografías van contra toda lógica.

En el mundo animal, todo es posible. Podemos encontrarnos con todos tipo de amistades y relaciones simbióticas, porque finalmente hay que convivir aun que nos matemos en dos días más. Pero aún así hay ciertas relaciones que por el simple hecho de existir, están cambiando la forma en que miramos a los animales y al mundo.

Este es el caso con un león en Edenvale, en Sudáfrica. El animal salvaje, generalmente muy agresivo, demostró que tiene el corazón blando cuando se trata de las desgracias ajenas. Un maestro de colegio lo vio cuidando de un antílope bebé luego de que la madre del antílope murió. 

Caters News Agency

La imagen la impactó tanto que sintió la necesidad de tomarle una foto, y en realidad creo que todos habríamos hecho lo mismo.

El maestro había salido de viaje con su esposa, y que le pareció que la madre del antílope probablemente estaba muerta, ya que el antílope bebé vagaba solo cuando se encontró con el gran león. 

Caters News Agency

Luego de que se acercara lentamente (¿Para no asustarlo, quizás?) el león tomó al antílope por el cuello como lo hacen con sus crías, y se lo llevó lejos de los buitres y otros animales que podrían aprovechar la oportunidad.

Caters News Agency

“Es por eso que el Parque Nacional Kruger es el mejor lugar del mundo, nunca sabes lo que te espera al lado del río.” dijo el hombre.

Caters News Agency

Una historia increíble capturada en el momento preciso. ¡Alguien llame a National Geographic!

Puede interesarte