Por Antonio Rosselot
26 mayo, 2020

En mayo de 2018, varias organizaciones se asociaron para trasladar a 24 leones desde Sudáfrica al delta del río Zambeze (Mozambique), territorio que los felinos abandonaron hace tres décadas por culpa de los cazadores furtivos. Hasta ahora, el proyecto ha sido un éxito y, en dos años, la población de leones casi se triplicó.

La conservación de especies salvajes es una de las prácticas más nobles que existen hoy en día. Básicamente, es gente que se dedica a sacar animales salvajes de ambientes hostiles, asegurar su libertad y proteger sus derechos y su integridad.

Hay veces en que la manera de lidiar con estos animales no es la mejor en un comienzo, pero no cabe duda de que el objetivo final siempre será en beneficio de los animales rescatados. Dicho esto, les contaremos la historia de 24 leones que, gracias a la acción de los conservacionistas, volvieron a su hábitat natural después de 30 años.

Sean Viljoen

Ivan Carter, del Ivan Carter Wildlife Conservation Alliance, fue el encargado de trasladar a los felinos desde Sudáfrica a Mozambique, específicamente en el delta del río Zambeze, donde los cazadores furtivos terminaron por correr a la población de leones hace ya tres décadas.

Tras dos años de prueba con los leones en su nuevo hogar, Ivan Carter actualizó su situación y señaló que la operación ha tenido un «éxito increíble», ya que el número de leones en esta nueva reserva protegida subió en casi el triple, de 24 a 60 ejemplares.

Sean Viljoen

En un comienzo, el operativo —en el que participaron varias organizaciones conservacionistas locales e internacionales— recolectó a los ejemplares de mejor genética y salud en cinco puntos distintos de Sudáfrica, que han vivido en libertad toda su vida.

Luego, los leones fueron puestos —cómo no— en cuarentena por seis semanas en un mismo espacio, para que pudiesen interactuar e integrarse en una nueva comunidad. De otra manera, el proyecto habría sido un fracaso.

Sean Viljoen

En tanto, tuvieron que obtener varios permisos de veterinarios y autoridades para rehabilitar el nuevo hogar de los leones en Mozambique, asegurándose además de que hay una base suficiente de presas para que los leones sobrevivan.

«Todo el operativo tomó diez semanas, desde que el primer dardo fue disparado hasta que el primer león pisó su nuevo hogar. Ver a estos majestuosos leones repoblar el área fue algo inolvidable y trascendente».

Ivan Carter, de Ivan Carter Wildlife Conservation Alliance

A su vez, la Cabela Family Foundation financió collares satelitales para cada uno de los leones, cosa de poder monitorearlos y estudiar cualquier anomalía en su comportamiento.

Sean Viljoen

A continuación les dejamos más imágenes de esta emocionante reubicación, cortesía del fotógrafo Sean Viljoen.

Sean Viljoen
Sean Viljoen
Sean Viljoen
Sean Viljoen
Sean Viljoen

Afortunadamente, ¡aún hay humanos que pueden y quieren arreglar los desastres que han dejado sus pares en la naturaleza!

Puede interesarte