Por Daniela Morano
12 marzo, 2019

La intervención de agricultores y las grandes ciudades han dejado a estos animales sin espacio para desarrollar sus vidas con normalidad.

Con frecuencia leemos sobre rescates de perritos y gatitos, de familias de estos separadas. Aunque es común que, como animales domésticos, sean separados, no es así de fácil para aquellos que viven en libertad. Los animales salvajes viven en comunidades, las que muchas veces jamás se separan además de cuidar por mucho más tiempo de sus crías para prepararlas para el mundo real, donde deben cuidarse solas.

Agricultores de caña de azúcar en Maharashtra, India, se encontraban terminando un largo día de trabajo cuando descubrieron un pequeño leopardo acurrucado en el suelo, completamente solo. Con sólo 2 meses de vida, el pequeño había quedado solo en el mundo y los agricultores de inmediato contactaron al oficial de Wildlife SOS para que un equipo fuera hasta el campo de cultivo.

Wildlife SOS
Wildlife SOS

En esta región es común que la gente esté en contacto con leopardos, pues granjas y ciudades han acaparado parte del hábitat de estos. “La expansión de los cultivos ha llevado a la tala de bosques entonces hay cierto conflicto en el área”, comentó la organización a The Dodo.

Actualmente es la temporada en que muchas leopardos dan a luz, y frecuentemente buscan refugio entre los cultivos de cañas, por supuesto sin tener idea que también es la época de cosecha.

Wildlife SOS

“La cantidad de veces que se han visto leopardos y que eso ha generado conflictos se vuelve muy común en esta época, porque la vegetación densa y alta se convierten en un buen lugar para esconderse para ellos y dar de comer a sus crías”, dijo Kartick Satyanarayan, cofundador de Wildlife SOS.

Wildlife SOS
Wildlife SOS

Las crías de leopardo pasan por mucho estrés cuando están alejadas de sus madres, así que el veterinario Ajay Desmukh de inmediato tomó al bebé para cuidarlo mientras encontraban a su madre. Lo dejaron dentro de una pequeña caja en la noche, en medio de los cultivos, con una cámara escondida, esperando a ver si la madre llegaba en algún momento en que no hubiesen personas presentes.

Y claro, así fue.

“Alrededor de las 9.30pm la leopardo apareció cerca de un bosque”, dijo Deshmukh.

Como buen felino, al ver algo que no sabía que era le dio un pequeño toque con su pata y botó la caja, de donde salió su bebé.

Lo tomó de su pellejo y se lo llevó, aliviada de haber podido recuperar a su pequeño.

Puede interesarte