Por Felipe Costa
1 marzo, 2021

Cada día es un caso distinto y para el brigadista Alberto Celis, un desafío.

Muchos quizás no lo crean, pero en algunas ciudades existen departamentos de seguridad policial especializados en la vigilancia y el cuidado de animales. Precisamente en Ciudad de México, existe la Brigada de Vigilancia Animal (BVA), integrada por profesionales dispuestos a atender la emergencia tanto de mascotas como de animales silvestres, Alberto Celis Díaz, es uno de ellos y cuenta la sacrificada labor que significa pertenecer a este oficio.

SSC

Más conocido como “El jefe” en su departamento, relata que no solo se encargan de gatos o perros, en muchas ocaciones tienen que poner su experiencia y mentalidad a prueba cuando el aviso es por un animal salvaje y tratándose de Ciudad de México, esto puede significar desde un mapache, hasta tigres.

Lo primero es siempre asegurarse del bienestar del animal, causarle el menor estrés posible y una vez rescatado, llevarlo inmediatamente a los serivicos veterinarios, se les proporciona alimento y luego traslado a un refugio adecuado.

SSC

Celis recuerda en lo más profundo de su corazón la vez que se enfrentó a un incendio en una casa. Dentro, habitaban muchos canes y algunos llevaban tiempo sin salir de las llamas, cuando pudieron entrar vio como había un perrito totalmente calcinado abrazando a otro más pequeño, protegiéndolo con el cuerpo.

“Mucha gente piensa que no tienen sentimientos y al contrario, eso es una muestra muy clara, lamentablemente ambos murieron, pero fue una muestra de amor que quedó marcada en mi vida para siempre”.

–Alberto Celis a 24 horas MX

SSC

Los días suelen ser bastante variados, ya que pueden haber ocasiones donde deben rescatar a un gato a pasar directamente a animales más exóticos como serpientes, cachorros de león o incluso águilas atrapadas en la cima de los árboles.

SSC

No hay llamado que no tenga su complejidad, todos los animales merecen un cuidado distinto dependiendo sus necesidades y cuenta que es imposible no encariñarse con alguno de ellos. La parte mental es un aspecto que muchos no consideran, pero se desarrolla cierta sensibilidad ante cada caso, haciéndolo un trabajo especial.

Como deben estar preparados ante cualquier emergencia, cada mañana deben estar listos a no más tardar las 6:30 am, revisar el estado de las botas, implementos de seguridad y uniforme, luego del desayuno se le asigna a cada uno una zona y parten a patrullar la ciudad.

SSC

Una de las partes más importantes, para concluir un trabajo, es encontrarle un hogar idóneo a cada animal. Si se trata de uno doméstico se le busca casa, si es más exótico, un refugio o se le lleva a su hábitat natural en caso de perderse, lo que puede llevar semanas.

SSC

Personas como Celis y los demás trabajadores de brigadas de animales, demuestran que a veces aquellos trabajos menos reconocidos son los más sacrificados y pese a que la gente de por hecho que la seguridad ciudadana se encargue de ello, no está demás pensar a veces que, detrás de aquel uniforme, hay cientos de historias y no todas fáciles de contar.

Puede interesarte